miércoles, junio 12, 2024

Opinión

Malos olores en el frente marítimo

Sharing is caring!

frente-costero.jpg

Por Miguel Abalsamo

ALGO HUELE MAL EN EL PROYECTO DEL FRENTE MARITIMO
MOTORIZADO POR LA ADMINISTRACIÓN MOLINA. APURO POR
TRATARLO EN EL HCD. INVERSIÓN DE 20 MILLONES DE PESOS QUE
NO ESTÁN. ? DESCONOCIMIENTO…CAPRICHOS O NEGOCIOS….?

Necochea anda con olor a Riachuelo. No es que ese lugar de la Capital   se radique  aquí, sino que el olfato del ciudadano huele a pescado en mal estado, símil del Riachuelo nunca limpiado. Huele mal  el proyecto del Frente Marítimo, que con  desesperado  apuro quiere concretar la administración ¨molinista».

Uno de los proyectos más importantes para la ciudad en los últimos tiempos, ligado al turismo en los próximos 50 años, merecería un trato mucho más especial, una adecuada atención con severa responsabilidad y profesionalidad, de quienes hoy ostentan el poder en el distrito.

Ya no importa si el funcionario elegido para el área respectiva, Fernando Tripiana, nos explique el proyecto, como voz única o voz de Dios, donde los demás mortales acatemos ordenes, callemos, otorguemos y dejemos que nuestras construcciones playeras se demuelan, surjan los nuevos concesionarios, el estacionamiento lo explote el municipio, nos hablen de una inversión de 20 millones de pesos, !!! Casualidad…» el mismo montó en que esta en rojo el municipio ¨molinista». Inversión que sería pedida al BID (Banco Interamericano de Desarrollo). Para sorpresa, cuando ingresamos en la página Web del BID nos encontramos con que no hay crédito en el corto plazo para el país, menos aún pensemos en recibirlo en una ciudad del sudeste bonaerense, para un Frente Marítimo. Alguien miente, falsea la realidad, alguien engaña y estafa al ciudadano. Alguien quiere entre gallos y medianoche cerrar esta iniciativa.

¿Cómo se puede diseñar un proyecto de esta magnitud sin consultar al Colegio de Arquitectos, de Abogados, de contadores, a la Asociación de Hoteles, Cámara Comercial e Industrial, Rotarys Club, conocedores de la actividad turística..?

Algo no cierra.

La celeridad de la actual administración para que el Concejo Deliberante lo analice y lo vote favorablemente el próximo 24 de este mes es también motivo de duda de mucha gente.

¿Un proyecto como éste puede debatirse y resolverse en media hora de sesión en el Concejo Deliberante..? Hay cosas que siguen llamando la atención. Como se dice, extrañarse, es comenzar a comprender.

La administración Molina siempre se notó » playera». Desde la asunción pusieron acento en licitaciones de buenos negocios en la villa balnearia, venta ambulante, Camping Americano, ambos terminaron en escándalos, especialmente el Camping, que culminó  en la justicia cuando se falsearon actas de los concejales, otorgándoles la concesión a una empresa » foránea» cuando ciudadanos locales habían sido elegidos por el poder legislativo.

El Frente Marítimo, con su proyecto de destrucción de las construcciones en los balnearios, algo que supera el cincuenta por ciento de obras, dejando solamente baños en cada uno de ellos sin ninguna clase de servicios más, salió a la luz ahora pero viene pergeñándose desde la administración actual de hace tiempo.

El ciudadano percibe que existe mucha improvisación, falta de estudios serios y negocios millonarios…

El llamado que se impone en esta hora sería—

SOCIEDAD NECOCHENSE LEVANTATE Y ANDA..!!!  Como lema del momento y factor convocante y movilizador.

Todos debemos estar atentos, alerta máximo.

No sólo a oponerse a este tufillo maloliente, sino a presentar otros proyectos. Todos seremos responsables por no reaccionar a tiempo.

No se solucionan las cosas hablando en mesas de café sin accionar, y la historia juzgará a quienes levanten manos en el Deliberante sin haber estudiado detenidamente la situación.

Necochea no es Gesell ni Pinamar, donde el turismo baja a la arena y sube a cada instante. Somos distintos, necesitamos servicios de arena. Cada balneario tiene en verano mil personas diarias en sus arenas, que hacemos con esos turistas, les damos un baño y que se arreglen con el verde y el estacionamiento medido municipal.

 ¿O acaso no tenemos una extensa playa a explotar, para quedarnos en simples destructores del corazón de la villa, y que por medio siglo una elite se quede con balnearios tradicionales.

¿Esto pretende el estado municipal…?

Nos quieren engañar con veinte millones de inversiones cuando sabemos que ese dinero no existe en el corto plazo, nos quieren hacer creer que las obras estarán terminadas para la próxima temporada, hecho imposible si tomamos en cuenta el tiempo que existe para su realización, conclusión, si triunfa la postura del Departamento Ejecutivo» molinista» habremos perdido con seguridad la próxima temporada.

Es lo único que nos falta. Cartón lleno.

Nos hablan de desagües, gas y cloacas, cuando no podemos terminar la avenida 75 y las casas del Plan Federal se caen encima de la gente, hay una lista de proveedores esperando para cobrar, deudas con la UPC y la Universidad de Quequén, sumado a la imposibilidad de pagar sueldos en termino, y nos hablan de veinte millones como si estuviésemos en un lecho de rosas.

Dicen de la realización de un talud para contener arena, cuando esto es imposible, y de no contar con  construcciones como las actuales la arena nos inundaría la avenida 2.

No se si algo esta podrido en Dinamarca, pero no huele bien. Hace falta mucho perfume para cambiar el ambiente.

Ese perfume lo daría un estudio serio que incluya a ingenieros, arquitectos, contadores, profesionales diversos, instituciones ligadas al turismo, Asociación de Hoteles, Cámara Comercial, etc…

No solamente la palabra de Molina y sus directivas a  Tripiana. Esas no son verdades absolutas.

Estamos a tiempo, mientras no hay destrucción de balnearios hay esperanza.

Necochea debe terminar con la improvisación, combatir los caprichos e investigar los negocios.

El Frente Marítimo huele a pescado podrido, y los gobiernos como los pescados empiezan a podrirse por la cabeza.