PINTURA: Reconocimiento del arte social de Oswaldo Guayasamín.

Sharing is caring!

guayasamin202.jpg

Guayasamín (1919-1999), dice César Muñoz Acebes de la agencia EFE, “…es una suerte de héroe nacional en su país y su pueblo se mira, conoce y entiende en sus cuadros.
Sin embargo, en el exterior la fama no ha bendecido a su obra con su toque a veces caprichoso en la misma medida que a otros de sus contemporáneos, como Frida Kahlo, David Siqueiros y Diego Rivera, quienes influyeron en su obra temprana.”

Continúa diciendo Muñoz Acebes: “Esta laguna es especialmente palpable en EE.UU., donde aparte de una obra aquí y otra allá exhibida en galerías privadas, el trazo enérgico, simple y a veces abstracto de Guayasamín no ha existido durante medio siglo.
Esa falta se corrige ahora con una muestra que llevará algunos de sus cuadros más poderosos a varios puntos del país hasta mediados de 2009. El viernes 4 de abril se inauguró en el museo de arte de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Washington procedente de Tennessee. Hace 53 años en esas mismas paredes colgaron las obras de un joven mestizo que ya entonces estaba conmovido por la experiencia de opresión de los indígenas. De esa época data «La madre y el niño», en la que una mujer gris de pechos exhaustos carga a un hijo marcado de costillas…
Esas experiencias probablemente marcaron la preocupación por la justicia social que le acompañaría durante el resto de su vida, según Joseph Mella, el comisario de la muestra.”

Datos biográficos: Oswaldo Guayasamín, pintor ecuatoriano de origen indio, n. en Quito. Estudió en la Academia de Bellas Artes de la capital. Su pintura se ha sentido influida por las corrientes europeas del cubismo y por el muralismo mexicano, pero se ha impuesto en ella la personalísima visión del artista, con un grafismo de fuerte tensión dramática y un color poderoso. Son significativas las pinturas de La época de la cólera (1968-71), galería del sufrimiento de los indios, y sus dibujos a tinta y sus grabados, siempre con el hombre vencido como protagonista. Fue gran premio de Pintura en la III Bienal Hispanoamericana de Barcelona (1955) y en 1973 se celebró una exposición antológica de su obra en el Museo de Arte Moderno de París. (www.biografiasyvidas.com)

 

Entrada siguiente

OPINIÓN: La tendencia hegemónica no es buena para nadie.

Sáb Abr 5 , 2008
Por Horacio Castelli En la situación planteada por el conflicto del paro agropecuario se vieron actitudes contrarias al espíritu democrático que la gran mayoría del país adoptó como forma de vida política.