domingo, junio 23, 2024

Locales

BUENOS AIRES. Scioli firmó decreto reglamentario de promoción industrial.

Sharing is caring!

image012.jpg

El gobernador Daniel Scioli firmó el martes 1 de abril el Decreto Reglamentario de la Ley de Promoción Industrial, que permitirá aumentar la capacidad productiva y el mejoramiento tecnológico en la provincia de Buenos Aires.

La Ley 13.656, que reforma a la 10.547 de Promoción Industrial, contempla importantes exenciones impositivas para PyMEs y nuevos emprendimientos industriales, entre ellos software y logística.

Además, incluye en sus incentivos a quienes construyen Parques Industriales, y otorga agilidad en los mecanismos de acceso a esos beneficios.

Scioli también firmó la adhesión provincial al Régimen de Regulación para la Promoción del Uso Sustentable de Biocombustibles, establecido por la ley nacional 26.093.

Sobre la Ley de Promoción Industrial, Scioli había prometido en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura que «sembraremos la Provincia de Parques Industriales y ya recibimos 12 nuevos proyectos», lo que habla de la importancia que tiene para el gobierno bonaerense esta legislación.

En tanto, la ministra de Producción y Asuntos Agrarios, Débora Giorgi, enfatizó que la nueva ley «no sólo amplía el concepto de industria en la Provincia de Buenos Aires, sino que apunta a que la radicación de nuevas empresas en territorio bonaerense tenga un régimen más dinámico y atractivo».

Giorgi remarcó que «la Ley de Promoción Industrial actual, a la que se suman las ventajas naturales de nuestra Provincia, nos dejan en un punto de partida excelente para potenciar el crecimiento de la radicación industrial en territorio».

En ese sentido, explicó que «el régimen de Promoción anterior carecía de flexibilidad, no incluía a los nuevos procesos industriales como software o logística y tenía beneficios muy limitados, lo cual nos hacía perder competitividad en la atracción de inversiones con respecto a otras provincias».

Además, la ley desburocratiza los trámites, con menos requisitos para las PyMEs.

Actualmente los trámites de promoción industrial tardan entre 2 y 3 años. Ahora en tres meses va a haber un certificado provisorio y, a los 12 meses, las empresas van a recibir los incentivos. En base a los números que manejan las autoridades bonaerenses, en toda la historia de la Promoción Industrial, menos de un centenar de empresas accedieron a sus beneficios.

En lo que respecta a los plazos, los beneficios de la ley se extienden desde un mínimo de 3, a un máximo de 10 años. La escala depende de las características propias del proyecto (mano de obra a tomar, inserción comercial externa, etc) y del lugar dónde se establezca el mismo (partido en el que se instale y si está en un Parque Industrial o Sector Industrial).

A los efectos de la localización, la ley agrupa a los municipios en tres categorías por el grado de desarrollo industrial que presentan, y así las ventajas impositivas aumentan a medida que decrece la categoría de industrialización en que se encuadra el distrito.

La normativa amplía el espectro de beneficios impositivos y, por ejemplo, en la etapa de construcción o montaje de las instalaciones industriales exceptúa del pago del impuesto a los sellos a los contratos de locación de obras o servicios, suministro de energía eléctrica y de gas y seguros que cubran riesgos relacionados con igual objeto.

También, durante el desarrollo de la actividad promocionada, exceptúa el pago de los impuestos sobre Automotores para las PyMEs (hasta 5 unidades), Ingresos Brutos incluido en la facturación de los servicios de energía eléctrica, comunicaciones, gas y agua, y Sellos en los contratos de adquisición de insumos vinculados con la actividad promovida.

Además de los beneficios impositivos, crea un fondo de Promoción Industrial para el otorgamiento de subsidios en tasas y garantías para la construcción y/o equipamiento de plantas industriales; créditos a micros y pymes que no pueden acceder al sistema financiero (capital semilla); capacitación de la mano de obra a incorporar en los nuevos emprendimientos y el apoyo en la obtención de certificaciones de calidad.

De esta manera, la creación de un Fondo de Promoción Industrial permitirá al Estado provincial contar con una herramienta más flexible para atender las necesidades de las empresas.

También prevé la incorporación de sectores o actividades como potenciales beneficiarios, tales como la refuncionalización de predios industriales vacantes, la construcción de Agrupamientos Industriales (Parques y Sectores) y actividades de apoyo a la industria como tratamiento de residuos industriales, centros de externalización de servicios y logística en Parques Industriales.

El Régimen de Regulación para la Promoción del Uso Sustentable de Biocombustibles promueve la investigación, el desarrollo, la generación, la producción y el uso del biocombustible.

Además, incentiva la diversificación de cultivos y la promoción de aquellos que favorezcan la producción de Biocombustibles.

Con esta ley, el gobierno de la provincia incentivará la radicación de nuevas inversiones que impulsen el desarrollo industrial de tecnologías limpias.