martes, junio 25, 2024

Opinión

No matemos la gallina de los huevos de oro.

Sharing is caring!

escribiendo73.jpg

Por Lic. Jorge Mancuso

El Instituto de Estadísticas y Censos – INDEC – publicó el pasado 13 de marzo de 2008 su Informe de Avance del Nivel de Actividades, el cual arroja un estimador revisado del tercer trimestre de 2007, Producto Interno Bruto – PIB – que muestra una variación positiva del 8.8% respecto a igual trimestre del año anterior.

Analizaremos que pasó en los sectores productores de bienes que aumentaron en su conjunto un 7.7%.

El valor agregado a precios constantes del sector agricultura, ganadería, caza y sivilcultura creció el 9.5%, este mayor nivel de la actividad sectorial se debió al aumento del 19,6% en el agregado cultivos agrícolas, acompañado por incrementos del 9,1% en los servicios agrícolas y pecuarios, del 4,2% en la cría de animales, que incluye la producción de ganado, lana, leche y productos de granja, y del 2,7% en la sivilcultura y extracción de madera.

Que pasó con el resto de las actividades:

El valor agregado del sector pesca, estimado a precios de 1993, observó una disminución interanual del 22,3%.

El valor agregado de explotación de minas y canteras mostró un aumento del 0,3%.

La industria manufacturera registró un crecimiento en el nivel de actividad del 7,4% respecto a igual período del año anterior de acuerdo a los datos de cámaras empresariales, de diversos organismos oficiales y de la Encuesta Industrial del INDEC.

Las exportaciones primarias de origen agropecuario sumadas a las manufacturas del mismo sector, representan el 60% de las exportaciones totales de nuestro país.

Conclusiones:

Las variación del PIB entre el tercer trimestre del 2006 contra igual período del 2007, nos permite apreciar que el sector más dinámico de la producción de bienes es el sector agropecuario. A su vez éste sector es el que más aporta al Fisco Nacional a través de las retenciones (Impuesto a las Exportaciones no coparticipable) más el conjunto de Impuestos que gravan la actividad (Impuesto a las ganancias, ganancias mínima presunta, bienes personales, IVA, cargas sociales, impuesto a los cheques, impuestos a los combustibles, etc.)

Más allá de las discusiones de las teorías económicas, el conjunto de la sociedad (todas las actividades) está sometida a un sistema fiscal anacrónico, injusto y perverso, esto sin discutir si el grado de presión tributaria es demasiado alto o si la paridad cambiaria es la correcta para un país con un alto endeudamiento actual,  como lo demuestran las siguientes cifras: Deuda al 31-12-2007 asciende  144.728 millones de dólares, deuda e intereses aún en default 28.857 millones de dólares, deuda contraída por el BCRA en Lebac y Nobac 13.682 millones de dólares, más las que contrae el Tesoro tomando fondos de Entes Públicos (AFIP, ANSES, Fondos fiduciarios creado por el propio gobierno, etc.:), en definitiva crecieron un 13% en el último año.

En el caso del sector agropecuario, y bajo la filosofía del modelo “productivista” que aplica el Gobierno Nacional, aceptando como una de las variables un tipo de cambio sobrevaluado, cabe preguntarse si es justo que las retenciones superen el 20% sin convertirse en confiscatorias, en tanto y cuando están prohibidas estas prácticas por la Constitución Nacional en su Artículo 17, que expresamente establece, “La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada. Sólo el Congreso impone las contribuciones que se expresan en el artículo 4º. Ningún servicio personal es exigible, sino en virtud de ley o de sentencia fundada en ley. Todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley. La confiscación de bienes queda borrada para siempre del Código Penal argentino. Ningún cuerpo armado puede hacer requisiciones, ni exigir auxilios de ninguna especie”.

Mas allá de demostrarse la anticonstitucionalidad de las últimas medidas establecidas por el Poder Ejecutivo, cabe preguntarse porqué el Gobierno atenta contra su principal sostén político, el llamado modelo productivita.

Si miramos que hace Brasil, que es un ejemplo en los últimos 20 años, y teniendo en cuenta que siempre fue considerado más allá del Gobierno de turno, un país industrialista, el sector agropecuario creció en la siguiente magnitud:

Es el primer exportador mundial de porotos de soja, detenta el 25% del comercio mundial de azúcar. Además es el productor del 80% del jugo de naranja que se vende en el mundo. Desde 1975 duplicó la cantidad de tierras dedicadas a la agricultura (de 40 a 77 millones de has.), aumentó en 1 y ½ veces la cantidad de tractores (de 320 a 790 mil unidades), incrementó en ¾ el rodeo vacuno (de 102 a 170 millones de cabezas) y aumentó 1 y ½ veces la producción de leche (de 8.5 a 21.4 millones de litros). Triplicó la producción de carne de ave (de 2.3 a 9.4 millones de ton.) y duplicó la producción de manzanas (de 400 a 850 mil toneladas).

En cuanto a exportaciones agropecuarias, podemos citar algunas, por ejemplo: sextuplicó las ventas de bananas (de 30 a 210 mil toneladas), incrementó en ¾ las ventas de café (de 780 mil a 1.4 millones de toneladas), multiplicó las ventas de algodón no cardado (de 1500 a 390 mil toneladas), incrementó en 1 y ¾ la venta de azúcar de caña no refinado (de 4 a 11.5 millones de toneladas), cuadruplicó las ventas de carne de ave (de 582 mil a 2.9 millones de toneladas) y multiplicó por ¡22 y ½ veces! las ventas externas de carne vacuna refrigerada y congelada (de 47 mil a 1.1 millones de toneladas). En fin, sus negocios de la cadena agropecuaria representan el 34% del Producto Interno Bruto Nacional, emplean al 37% de la fuerza laboral del país y son los responsables por el 43% de las exportaciones de ese país (datos suministrados por Grupo Pampa Sur)

Brasil aplica incentivos, subsidios tributarios y financieros a la producción y exportación, lo que no hace es aplicar castigos tributarios, restricciones a las exportaciones y mucho menos confiscaciones.

Nuestro país debe entender que las reglas de juego deben ser previsibles y de largo alcance, no se puede planificar si todos los días cambiamos las reglas de juego, mucho menos podrán existir diálogos para acordar con los sectores productivos, programas que nos permitan crecer en el largo plazo.

El economista Nikolai Bukharin es el autor de una frase que creó es el fiel reflejo de nuestras reiteradas desgracias:

”En la economía, las soluciones rinden más que los problemas; en la política los problemas valen mucho más que las soluciones”

One thought on “No matemos la gallina de los huevos de oro.

  1. La incostitucionalidad de las retenciones y todo impuestos confiscatorio cae bajo la responsabilidad de los poderes legislativos. a ellos se les debe pedir cuentas del mal desmpeño de sus funciones.las bancas no son para calentarlas.le han dado atribucciones al Ejecutivo, inconstitucionales,que aparte de ser ignorante de lo que debe ser su desempeño,su pasado lo condena.No tiene la culpa el chancho sino quien le da de comer.

Comments are closed.