martes, julio 05, 2022

Opinión

OPINIÓN: Una profesión peligrosa, la de informar.

Sharing is caring!

escribiendo72.jpg

Por Osmar Peralta

Descubrir, destacar y revelar universos sociales, políticos, culturales y económicos disímiles, es una de las tareas más gratificantes del periodismo.  Aunar pensamientos,  idear proyectos, establecer un panorama de la realidad y analizarlos;  una obligación, un compromiso y una tarea diaria.  Establecer un vínculo de honestidad  con la sociedad;   ser un disparador de ideas críticas, narrar realidades turbias, oscuras e incomprensibles, obrar a conciencia, con ideales, con empeño, con afán y responsabilidad social:   Un ejercicio que molesta, irrita y fastidia a ciertos sectores, sobre todo, a los políticos.


Trabajar y profesar el periodismo en un medio libre, autónomo e independiente, que cultiva la pluralidad y procede con auténticos y legítimos valores cívicos como el debate, la expresión y la diversidad de pensamientos,  es una acción y  un acto que está de espaldas al poder ejercido por equívocos políticos que acostumbran a desestabilizar el mando y la supremacía de la palabra, la honradez y la sensatez por el bienestar del prójimo.

En tiempos de sana democracia, los medios de comunicación deben generar canales alternos de poder idóneos y habilitados para acercar demandas que buscan el correcto ejercicio ciudadano.  Contenido plural y  acto cívico incompatible e incongruente con la codicia y la voracidad de la vieja  maquinaria de hacer política.  Mugre.  Vicio de poder que representa e idea su gestión desde la multiplicidad de actos mezquinos, mediocres, inoperantes y corruptos. Fatídico y deplorable contexto en el que los medios de comunicación deben cumplir su rol social. 

Escenario, en el que a lo largo de su larga trayectoria FM Master y El Distrital supo trabajar con humildad y honestidad, al margen de los errores que se puedan cometer también en esta noble tarea.

La sociedad pigüense fue testigo del trayecto que FM Master y El distrital.com.ar  ha recorrido a la hora de revelar y dar a conocer escabrosos y  empinados acuerdos,  pactos, conveniencias y silencios cómplices en los últimos 20 años de gestiones municipales, legislativas y policiales que algunos pocos no toleraron ni aceptaron.  Intervención, proceder y ejercicio que por no callar verdades,  desde hace tiempo, viene padeciendo, tolerando y sobrellevando situaciones sumamente delicadas.

 Primero fue el levantamiento de pautas publicitarias,  las  presiones, las amenazas y los chantajes verbales, pero la cobardía ha llegado al límite de lo permitido.  En febrero de 2007 hemos hecho pública las intimidaciones y las provocaciones anónimas de un pobre matón, que sin dar la cara, y que, mediante una comunicación telefónica, alertó la decisión de su jefe, el ex senador de la provincia de Bs. As y actual moribundo integrante del  Banco Provincia, el pigüense, Hugo Corvatta de no publicitar, paradójicamente e incomprensiblemente, en medios libres, autónomos e independientes. Aunque si ocurría, cuando en estos mismos medios, criticaban duramente a sectores políticos opositores al peronismo tradicional del Distrito de Saavedra.

Ahora bien, las provocaciones y las bravatas aprendidas a la perfección, en los años de plomo, tortura y sangre, contra un medio de comunicación y  contra un periodista que ejerce dignamente su trabajo, viviendo al día, como la mayoría de los ciudadanos de este País, ya han dejado el ámbito exclusivo de lo discursivo y lo verbal.

Pero hoy,  la impunidad ha llegado a la amenaza, cara a cara,  en la puerta de un domicilio privado frente a esposa e hijos, primero por parte de una persona que se vio afectada por una publicación en el medio de comunicación, el distrital, aunque no se hacía mención a ninguna persona con nombre y apellido, pero el hecho que fue reconocido por la persona “supuestamente” afectada,  y 30 minutos después, también en forma violenta, se acercó otro ex colaborador del Señor Hugo Corvatta, advirtiendo de que  prendería fuego las pertenencias y las instalaciones de la radio y vehículo y que igual suerte correría otra persona.

Es claro que, en los últimos años muchos ciudadanos y sectores de la comunidad han  develado  el juego sucio, la podredura y la ineficiencia de un acabado y desahuciado ex senador, como en varios medios han expresado distintos actores de la población, es  el caso del ing. Lionel Echevertz, el candidato a Senador por la sexta sección Omar Gadea, el candidato presidencial de RECREAR,  Ricardo López Murphy, el Intendente Municipal de Puan, Horacio López, con duras críticas a ex  funcionarios provinciales  y a la famosa “Cooperativa” de esta zona.

Bajo esta órbita de violación sistemáticas de derechos constitucionales, FM Master y El distrital.com.ar  denuncia públicamente y ante la Justicia el accionar cobarde vivido en los últimos días, comenzando a exigir, a partir del mes de febrero fuerte y legítimamente,  a las autoridades nacionales,  provinciales y municipales, legisladores y Concejos Deliberantes de la Sexta Sección Electoral la garantía y  la seguridad de ejercer el periodismo en un ámbito de  libertad, autonomía e independencia. Además, por estos días, entidades periodísticas repudiarán tan lamentable episodio y programarán un plenario de gremios periodísticos en la ciudad de Pigüé para el transcurso año 2008.

 FM Master y El distrital.com.ar, a pesar de algunos déspotas y opresores, continuará trabajando afanosamente para garantizar la participación ciudadana y la libre expresión de pensamiento.  Está en nosotros como sociedad enfrentar y castigar el atropello de los valores constitucionales y democráticos, inhabilitando las políticas demagógicas que se burlan de nuestra historia.                            

Rechacemos  la  censura, la extorsión y el chantaje.  Elijamos vivir con dignidad, en democracia y con respeto a las libertades constitucionales. Algunos estarán de acuerdo o no, con nuestra forma de informar, comunicar y opinar, y eso es respetable, pero  23 años de periodismo,  no se callan  con actos de corrupción, abuso y deslealtad.