Internacionales

UN SOLO MUNDO, UN SOLO SUEÑO; Conclusiones del Foro Internacional sobre Globalización Económica en China

Sharing is caring!

beijinenero2008.jpgForo en China sobre globalización.

El III Foro Internacional sobre Globalización Económica y Sindicatos desarrollado en Beijing y del que participaron dirigentes de la CTA, permite avisorar el proceso de unidad del movimiento obrero a nivel mundial y el despliegue de una estrategia política que no sólo abarca lo reivindicativo sino que se propone avanzar en la construcción de una nueva sociedad universal.


Durante la última jornada del III Foro Internacional sobre Globalización Económica y Sindicatos que finalizó el martes pasado en el Hotel Palacio del Pueblo de Beijing, China, perteneciente a la Federación de Sindicatos de China, fueron haciendo uso de la palabra representantes de las distintas delegaciones participantes, entre los que se contó al secretario adjunto de la CTA, Pablo Micheli.

Micheli leyó una ponencia referida al desarrollo sostenible, trabajo decente y el rol de los sindicatos que fue muy bien receptada por el pleno de delegados intervinientes en el Foro.

Cabe consignar que han estado presente en el evento 62 delegados de 22 países y 37 organizaciones nacionales e internacionales, entre las que se destacaban delegaciones de América como la CUT, Forza Sindical y UGT de Brasil; la CROC de México, la CTC de Cuba y que por la Argentina estuvieron Pablo Michelli y Víctor De Gennaro, secretario Adjunto y de Relaciones Institucionales de la CTA, respectivamente; y Víctor Brandan por la CGT.

También asistió, entre otros, Ibrahin Ahmed Abdaziz, Presidente de OUSA, de Africa; Rajab Mohamed Maatouk secretario general de CISA de los sectores Arabes y Cicero Pereira Da Silva de la CLAT, que han ido aportando al debate acerca del rol de los sindicatos frente la a Globalización y el trabajo decente.

La permanente solidaridad puesta de manifiesto por las delegaciones frente a los suceso de Kenia, las denuncias a las transnacionales, el rol de los organismos internacionales como la OIT, o la crisis de las Naciones Unidas, fueron distintos temas de interés universal que salieron a la luz frente al desafío que enfrentan los trabajadores y pueblos de todo el mundo.

A juicio de De Gennaro, de la conclusión del importante encuentro desarrollado en Beijing es que «todo se encamina a una resolución común y a determinar un plan de trabajo que posibilite la coordinación de las organizaciones sindicales no sólo ante la OIT, sino además para incidir en la determinaciones de acciones comunes a niveles continentales».

«Sobretodo -subrayó- en el terreno de ir construyendo una unidad sindical sin exclusiones ni discriminación con autonomía de las grandes potencias que hoy están hipotecando al mundo».

Para De Gennaro, «las deliberaciones sirvieron también para constatar que se está construyendo no sólo una política que contempla la lucha reivindicativa, sino el compromiso de cambiar las relaciones de fuerza con la asunción de las responsabilidades políticas de construir una nueva sociedad».

En ese marco y bajo el lema de los Juegos Olímpicos «Un solo mundo, un solo sueño» las delegaciones internacionales fueron trasladadas a conocer las obras impactantes y monumentales donde se desarrollarán los Juegos Olímpicos, y conocer la Villa Olímpica donde miles y miles de atletas de todo el mundo, de todos los países, razas y religiones, se empeñarán en demostrar que se puede pensar que otro mundo es posible a poco que se recupere la capacidad de humanización de las relaciones políticas, sociales, económicas y culturales, que ha sido resaltada por todos las delegados en sus intervenciones.

«La justa distribución de la riqueza es clave en la construcción de la igualdad social pero también lo es la disputa conciente por los valores que los trabajadores aportan y que deben consolidar en esa nueva sociedad», concluyó De Gennaro.

Las palabras de apertura corrieron por cuenta del presidente chino y secretario general del Partido Comunista de ese país, Hu Jintao, quien fue el encargado de recibir a las delegaciones presentes. Dijo que el desarrollo sostenible y el empleo digno están en el trasfondo de la globalización, lo cual plantea retos muy serios. También destacó que ambos problemas, así como la función de los sindicatos en ese contexto, son los temas que generan más preocupación entre los obreros y sindicatos en todo el mundo.

En declaraciones a ACTA, De Gennaro, subrayó como el líder chino puso de manifiesto la importancia que el poder del gigante asiático reconoce a este importante Foro. Señaló que “hubo más de 300 dirigentes regionales y de los sindicatos de China que nuclean a 172 millones de afiliados y 1,5 millones de organizaciones”. Contó además que el Jefe de Estado dijo que “`el rol de la clase trabajadora y de los sindicatos en las transformaciones de la sociedad China que proyecta duplicar su Producto Bruto Interno para el año 2020, construyendo así una comunidad donde el nivel de vida sea modestamente acomodado permitiendo un desarrollo armonioso en la construcción de la sociedad del futuro”. (ACTA)