miércoles, julio 06, 2022

Locales

BUENOS AIRES: Stornelli prepara cambios en la Seguridad bonaerense. Apunta a la formación policial y al rol de los intendentes y la comunidad.

Sharing is caring!

_provi0.jpg

El gobernador electo Daniel Scioli prepara una serie de cambios en la política de seguridad que apuntan a la formación de los policías y a una participación más activa de los intendentes en las tareas vinculadas a la lucha contra la delincuencia. Y en ese marco, el futuro ministro del área, Carlos Stornelli, anticipó lineamientos de la futura política y trazó un diagnóstico de la situación actual que se tradujo en algunos cuestionamientos a la gestión de León Arslanián.


Así lo pudo saber este diario en fuentes calificadas de un encuentro que Stornelli mantuvo ayer con intendentes bonaerenses, ante quienes efectuó sus primeras definiciones frente a la problemática delictiva; conceptos que incluyeron un crítico panorama de algunas políticas desarrolladas para el área. Indicó, por caso, que «tendremos que corregir años de desaciertos» y cuestionó la calidad de la formación de los efectivos, al sostener que «seis meses es muy poco tiempo para que un policía salga a la calle».

De esta forma, Stornelli «debutó» como ministro frente a un nutrido auditorio compuesto en su mayoría por intendentes; marco en el que, además de cuestionar diversas acciones desarrolladas por la actual gestión de León Arslanián y anteriores, trazó algunas definiciones sobre las políticas que se propone instrumentar en el área más sensible del gobierno bonaerense.

Stornelli participó de la reunión que organizó la Federación Argentina de Municipios (FAM) y se efectuó en su sede, junto a otros futuros integrantes del gabinete provincial como Débora Giorgi (Asuntos Agrarios y Producción), Alberto Pérez (Gobierno) y José Scioli (secretario General). También estuvieron Daniel Scioli y Alberto Balestrini.

Formalmente, el encuentro fue solicitado a la FAM por Scioli para presentar ante los intendentes a sus futuros ministros y para que éstos expongan los objetivos y trazos gruesos de sus planes de gestión. Así, la de ayer fue la primera reunión, en la que expusieron Stornelli, Giorgi, Pérez y José Scioli. Y el próximo lunes habrá un encuentro similar con otros futuros funcionarios.

Respaldo a los buenos policias

En ese ámbito, el fiscal en uso de licencia dijo que habrá «tolerancia cero con la corrupción policial», pero al mismo tiempo señaló que existirá «un total respaldo a aquellos efectivos que hagan las cosas bien».

Fue en ese marco que Stornelli se refirió a la necesidad de «corregir años de desaciertos» y, según varios participantes de la reunión, habló de la «situación de parálisis en que se encuentra la Policía».

En ese mismo tono, el futuro ministro de Seguridad sugirió que habrá cambios en los aspectos formativos de los ingresantes a la fuerza, al consignar que «seis meses (de estudios y preparación) es poco para que un policía salga a la calle».

«Entre todos»

Pero no todos fueron cuestionamientos a la actual política de seguridad. Rescató la labor de los foros de seguridad, uno de los aspectos sobre los que más trabajó la gestión de Arslanián. «Han cumplido una enorme tarea», indicó.

Stornelli lanzó incluso una suerte de slogan de su gestión cuando habló de «seguridad entre todos», en referencia al trabajo que, dijo, realizará con cada uno de los intendentes. «Necesito que me ayuden a terminar con los desarmaderos y a luchar contra el paco», indicó a los jefes comunales.

«Voy a estar en la calle y cada intendente debe entender que el ministerio es una dependencia del municipio», subrayó.

«Aplicando la ley»

Tras la reunión, Stornelli reiteró en declaraciones periodísticas algunos de los conceptos que había vertido ante los intendentes, y dijo, por caso, que durante su gestión habrá un combate a la delincuencia «aplicando la ley» y dijo que «vamos a optimizar los recursos para ponerlos al servicio de la gente».

«Vamos a respaldar al buen policía y perseguir al malo», precisó, a la vez que se comprometió a «hacer un esfuerzo» por sacar de las comisarías a los 3.000 detenidos que aún están en esas dependencias y enviarlos a distintos penales.

«Hay que revertir un montón de cuestiones. Tengo tres o cuatro aspiraciones. Las principales son que la gente vuelva a confiar en la policía y que la policía vuelva a confiar en el Estado», remarcó el futuro titular de Seguridad bonaerense.

Stornelli pidió asimismo «un esfuerzo conjunto» de todos los sectores y dijo que comienza una nueva etapa «con muchas cosas por hacer».

En la reunión estuvieron presentes los intendentes Julio Pereyra, Alberto Descalzo, Joaquín De la Torre y Sergio Massa, entre otros. También participaron los diputados nacionales por la Provincia Carlos Kunkel y José María Díaz Bancalari.

«Aquí estamos, en una reunión de trabajo, como nos habíamos comprometido durante la campaña», había indicado Scioli al abrir el encuentro. Y como la idea del gobernador electo es que sus ministros expongan los programas ante los jefes comunales, la semana próxima, como se dijo, será el turno de Claudio Zin (Salud), Mario Oporto (Educación), Daniel Arroyo (Desarrollo Social) y Ricardo Casal (Justicia). (EL DÍA)