POLÍTICA: Massa decidió volver al peronismo: “No hay espacio para una tercera fuerza”

Cree que hay que ir a una interna que incluya a peronistas que dejen a Cristina. No descartan que Stolbizer termine en Cambiemos.

Sergio Massa tiene decidido emprender el regreso al peronismo, convencido de que la polarización destrozó la posibilidad de construir una tercera fuerza con chances reales de pelear en 2019 contra Mauricio Macri.

“No hay espacio para una tercera fuerza”, es la conclusión principal que el líder del Frente Renovador sacó de su reflexión posterior a las elecciones. Esa conclusión da lugar a la decisión de regresar al peronismo, aunque eso no signifique el regreso al Partido Justicialista, que ayer convocó a los díscolos a volver a sus filas.

Massa decidió entrar en una etapa de perfil bajo y cree que el tiempo de volver al peronismo no es ahora sino el año que viene. Espera que en ese lapso se concrete el reordenamiento del partido y que haya una depuración dentro del espacio, al tiempo que espera que pasen los cimbronazos que generan los problemas judiciales de Cristina Kirchner y sus ex ministros.

A futuro, en la cúpula del FR creen que la fórmula de ordenar a los distintos espacios del peronismo es una interna amplia, con todos adentro. Esto implica a aquellos kirchneristas que decidan alejarse de Cristina. “Hay que ir a buscarlos”, afirmó.

Una mirada que los gobernadores y los intendentes del Conurbano comparten con sus matices y que incluye a aquellos que tuvieron la mala experiencia de acompañar la aventura de Florencio Randazzo, como hoy dejó en evidencia Gabriel Katopodis, que ya se muestra con sus viejos compañeros del PJ.

En el massismo creen que la elección dejó en evidencia que el kirchnerismo fue la fuerza opositora más votada y, por lo tanto, ningún espacio opositor con intenciones serias de pelear la presidencia puede prescindir de los casi 4 millones y medio de votos que juntaron Cristina y los suyos. Si no es con todos, que al menos sea una porción importante. Además, en los distritos donde el PJ y los K fueron divididos, terminó ganando Cambiemos, como Salta, Chaco y Buenos Aires.

Esto no implica que la idea sea una unidad inmediata, sino que cada espacio (gobernadores, intendentes, kirchnerismo y Massa) sume por su lado y confluir recién en 2019, cuando el escenario esté más despejado. El problema, claro, es la ex presdienta, principal tractor electoral y a la vez, según la mirada del massismo, principal techo.

La idea de sumar a Cristina es rechazada por la mayoría de los gobernadores “moderados”, que ya por lo bajo casi dan por perdido el 2019 y piensan más en 2023. Es que con los números de las elecciones del domingo, de mantenerse en los próximos dos años Macri tendría todo para imponerse en primera vuelta. Resignar cuatro años de gobierno parece demasiado para un duelo de egos.

Por otro lado, allegados a Massa creen que Margarita Stolbizer no aceptará ese camino y terminará sumándose a Cambiemos. De hecho, este viernes el senador del GEN Jaime Linares no descartó que el Gobierno le haga algún ofrecimiento a la diputada, mientras que Federico Salvai la elogió en una entrevista. Según supo LPO, el jefe de gabinete de Vidal y Margarita tiene diálogo fluido.

Además, en el massismo dicen que tras analizar los resultados concluyeron que la alianza con Stolbizer no les sumó nada, más bien les restó votos.

Como sea, Massa y Stolbizer se pusieron de acuerdo en que cualquier decisión que tomen respecto a su alianza la tomarán recién el año que viene, con el objetivo de que no quede en el aire la idea de que su alianza fue meramente electoral.

LPO

Compartir noticia