CASO MALDONADO: El juez afirmó que “todavía” no se puede confirmar que el cuerpo sea Santiago Maldonado

El juez Gustavo Lleral se negó a confirmar si el cuerpo hallado esta tarde en el río Chubut es de Santiago Maldonado, pero en el Gobierno creían casi con seguridad que se trataba del artesano desparecido desde el 1 de agosto.

“Fue muy ardua la tarea, muy largo el día, no hemos terminado de trabajar, pero no puedo dar más datos por respeto a la familia. Todavía estamos trabajando y estamos tomando medidas urgentes”, sostuvo el magistrado en diálogo con la señal Todo Noticias.

A los pocos minutos, radio mitre confirmó que el cuerpo sí se trata del joven artesano. “A partir de fuentes nacionales y judiciales confirmamos que el cuerpo que se encontró es el de Santiago Maldonado. Santiago Maldonado está muerto y a partir de ahora empieza la investigación”, posteó en un video el periodista Nicolás Wiñazki.

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, viajó hasta la morgue de Esquel y recién por la madrugada pidió prudencia y destacó que el zona donde apareció el cuerpo ya había sido inspeccionada sin resultados.

Comunicado de la familia.

En relación al cuerpo encontrado en el día de ayer en la comunidad Pu lof Cushamen, la familia quiere destacar que el hallazgo se produjo en un zona del río que ya había sido rastrillada en 3 oportunidades. Hasta que no se realicen las pericias pertinentes no es posible establecer la identidad ni las causas de la muerte.

Pedimos por favor se respete el difícil momento que estamos viviendo.

Muchas Gracias.

La ardua tarea consistió en nuevos rastrillajes por el río Chubut, como Lleral había adelantado el viernes a los diputados de la Comisión de Derechos Humanos, que terminaron con el hallazgo de un cuerpo enredado entre las ramas.

El juez no había quedado conforme con los rastrillajes realizados por su antecesor, Guido Otranto, desplazado por la Cámara de Apelaciones de Chubut por pedido de la familia de Maldonado, tras señalar en una entrevista que el joven podía haberse ahogado en el río.

Lleral se negó a aventurar hipótesis, pero en el Gobierno daban por hecho que el cuerpo no podía ser de otra persona. “Nadie pasa nunca por esa zona. Está claro que es Santiago”, confió a LPO un funcionario con acceso a la causa.

La fiscal de Esquel, Silvina Álvila, tampoco confirmó la identidad del cuerpo en un comunicado, pero en diálogo con Clarín dio más pistas. “Es un cuerpo masculino, por la ropa podría ser la que fue descripta, celeste o azulado, de la que hablaron algunos testigos. Es un impacto muy fuerte, y muy triste, si es Santiago Maldonado”, señaló.

Los testigos dicen haberlo visto en la marcha del 1 de agosto en la localidad de Cushamen, cercano al río donde hoy se sumergieron buzos tácticos de Prefectura Naval Argentina junto a perros de la División Cinotecnia del Ministerio de Seguridad.

El cuerpo fue trasladado a la morgue y recién por la noche arribó el equipo argentino de antropología forense, encabezado por Carlos “Maco” Somigliana, quien por la noche se encontraría con la familia de Maldonado.

“El Equipo va a decidir cuándo empieza a trabajar. Somigliana es un profesional excelente, ha seguido la causa sin ningún tipo de exposición, y cuando avanzamos él sugirió esta medida de usar estos perros. Yo tomé la posta y se lo pedí al juez, después de pedir un informe a Prefectura que ya había estado en lugar”, confirmó la fiscal Avila.

El juez fue más cauto. “Tenemos que terminar de trabajar y tomar medidas pendientes, hay que tomar medidas urgentes y no tenemos todos los elementos acá”, señaló.

El Gobierno envió de inmediato al secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, quien fue agredido a piedrazos ni bien arribó a Esquel.

En la Casa Rosada hay temor sobre el impacto electoral de la noticia, que de todos modos no debería sorprender: Lleral tomó la causa hace quince días y advirtió que se tomaría ese tiempo para leer el expediente.

Tal vez nadie imaginaba que concluido ese plazo aparecerían novedades. El viernes fue por demás precavido: agradeció el apoyo del Gobierno y prometió ser más concesivo con los querellantes.

Pero cuando le preguntaron por los rastrillajes realizados por Otranto fue concreto: “Hacen falta hacer otros más”, sorprendió.

Los diputados supieron luego que los anteriores rastreos habían sido sólo en un tramo del río y por eso no habían dado resultados. Los de este martes terminaron con el hallazgo de un cadáver.

Compartir noticia