Sharing is caring!

horacio-ahorainfo-0091.jpg

Por Horacio Castelli

Quiero hablar de la edad. ¡Pequeño tema ! ¿No?  Pero no de una edad determinada sino de la que sentimos, nos hacen sentir y la que nos marca el reloj biológico que cada uno tenemos. (La edad mental, mejor la dejamos para otro día).

¿Por qué se me ocurrió hablar sobre esto? Porque me he puesto observador (con el paso de los años, valga reconocerlo) y he podido apreciar que los años se suman, se utilizan o se malgastan.

En la tarde de este sábado, como todos los sábados me fui a jugar al fútbol con unos cuantos veteranos como yo (veteranos para el fútbol, aclaremos), que, según marcan nuestros documentos andaremos entre los 40 y los…

Y estos puntos suspensivos tienen que ver con que uno de los jugadores de estas tardes, por ahora de sol, tiene 81 años. Juega realmente bien, de marcador de punta derecho y con una capacidad de medir la distancia excelente. Es decir, juega.

Muchos lo admiramos: va todas las tardes a natación y participa de esta especie de peña de amigos y conocidos que hacen deporte desde hace más de 7 años, con una sonrisa absoluta en su rostro.

No se enoja, se concentra, llega siempre a tiempo a cortar los avances contrarios y jamás apeló al golpe artero para detener a un rival. Lo mismo hace con su vida diariamente.

Muchos de nosotros, algunas veces, queremos hacer alguna gambeta a la vida y terminamos estrellados contra la realidad. Ceños fruncidos, gritos altisonantes, pretensiones de perpetuarse en el poder, presentar candidatos que ya son funcion… Sin querer comencé a hablar de política.

No; mejor, le pongo la sonrisa de mi compañero de fútbol a este comentario y me despido de ustedes esperando ver correr sobre el pasto-tierra de la cancha de los sábados a un ejemplo de vida.

Escribo sobre la edadahorainfo.com.arOpiniónCastelliPor Horacio Castelli Quiero hablar de la edad. ¡Pequeño tema ! ¿No?  Pero no de una edad determinada sino de la que sentimos, nos hacen sentir y la que nos marca el reloj biológico que cada uno tenemos. (La edad mental, mejor la dejamos para otro día). ¿Por qué se me...Desde Necochea al mundo