Los argentinos debemos reconciliarnos

escribiendo75.jpg

Por Miguel Abálsamo

El Frente Grande de nuestro medio con la firma de su
presidente Juan Carlos Stranges emitió un duro comunicado,
de tono revanchista, con relación a la detención del ex comisario Luis Patti. Pareció cargado de fanatismo, sin aportar a la unidad nacional y a la reconciliación. Un partido que integra Primero Necochea debería consultar
para tomar decisiones tan unilaterales y setentistas.


Alguna vez los argentinos de todos los ángulos ideológicos seremos capaces de sobrevolar los enfrentamientos y las discordias, o seguiremos siendo incapaces de sentirnos como ciudadanos de una misma tierra, haciendo de la diferencia y las antípoda una moneda corriente.

Nadie tiene verdades absolutas en los últimos treinta años del país, cada uno desde su trinchera debería replantearse el presente y mirar adelante para  no petrificarse en un pasado inmodificable, triste y sangriento.

El Frente Grande de nuestro medio con la firma de su presidente Juan Carlos Stranges emitió un duro y sectario comunicado sobre la detención del ex comisario y dirigente político Luis Patti, intendente electo por dos veces con más del 55 por ciento en su ciudad Escobar, elegido diputado nacional por el pueblo de la provincia de Buenos Aires, un millón de votos aproximadamente y colocando su delfín en Escobar logrando la intendencia en la última elección del 28 de octubre con el sesenta por ciento de los votos .

Debemos comprender que la patria es el lugar de todos, no de unos pocos desplazando a otros pocos, y cuando la corriente se invierte los revanchismos a flor de piel.

A  la barbarie ocurrida cuando el golpe del 76, no le podemos oponer barbaries de igual modo, a la violencia no podemos reaccionar con más violencia, y en tiempos de democracia quien debe actuar es la justicia, con total libertad.

Este es el enorme desafió, aceptar las diferencias, escuchar al otro aunque el otro piense diametralmente opuesto a nosotros, mirar 30 años por delante y no treinta para atrás. El mundo no nos espera, camina, anda y crece, los pueblos deben tener memoria, pero no vivir de recuerdos que nos dividen.

Es la hora de la pacificación no de encender hogueras y pasiones desmedidas.

Hubo terrorismo de estado en la Argentina, nadie tiene dudas, también hubo guerrilla en la Argentina, nadie tiene dudas. Todos a la justicia, sino seremos hemipléjicos de decisión y miraremos con un solo ojo la historia.

Temo que un partido como el Frente Grande en la ciudad, con dirigentes serios, no pueden, como integrantes de un  proyecto denominado Primero Necochea, con un conductor como el doctor Gastón Guarracino, tomar decisiones unilaterales, inconsultas, afectando al conjunto.

Los derechos humanos son para todos, para los miles de cubanos perseguidos en su propia patria, o para millones de venezolanos a quienes les quieren hacer vivir bajo un régimen fascista -stalinista del señor Chávez, impresentable en todo el mundo, defensor del terrorismo iraní, avasallante y patotero  petrolero,  “pretendiéndose dictar una Constitución, que seguramente muchos desconocen, pero no se condice con una República con tres poderes, derechos y obligaciones. Hoy Venezuela sufre una dictadura, para quien esto escribe no existen dictaduras buenas o malas, de derecha o de izquierdas, son dictaduras y punto.

Nos ocupamos de Patti con extrema dureza y anticipando el juicio y castigo, las dos cosas juntas, primero el juicio y después el castigo, puesto que podría ser juicio y absolución, pero para un sector de la sociedad debe ser juicio y castigo.

Quiero reivindicar al diputado nacional doctor Pedro Azcoiti, quien sufrió en serio sin sobreactuaciones tribuneras, los efectos nocivos de la dictadura militar en el 76 y las pasó muy mal, sin embargo, en las antípoda de Patti votó positivamente por su asunción como diputado nacional electo,,,  porque primero esta la democracia después nuestros gustos personales. Hoy, el estado de derecho hace que el pueblo pueda votar a Patti, Bonasso, Rico, Bussi o Firmenich.. es el derecho de elegir, nadie tiene la  atribución prepotente de cercenarle el gusto popular o la elección a nadie.

Patti acompañó  en el 2005  la lista de la entonces candidata a senadora  Chiche Duhalde, precisamente varios peronistas lo aceptaron en sus filas, compartieron la tira entera, algunos de ellos son ahora  exacerbadamente kirchneristas, algo que me parece correcto, cada cual busca su destino, pero muchas veces la hipocresía esta a la orden del día.

El grave error del Frente Grande local es no ser abiertos y pluralistas, como lo es el paraguas aglutinador Primero Necochea, y el conductor doctor Gastón Guarracino, quien tiene actitudes disímiles de aquellos que siguen pensando en el microclima y en la Argentina de los desencuentros.

Nunca Más. Militares que usurpen el poder y provoquen  muerte y desapariciones.

Nunca Más. Iluminados imberbes con fúsiles en mano creyéndose la vanguardia de la Argentina.

Nunca Más. Seguir dividiéndonos entre los argentinos, con incapacidad de  reconciliación.

Los caídos son todos argentinos, o valen más los muertos de un lado que del otro. En mi sentimiento tienen el mismo valor José Ignacio Rucci, el coronel Larrabure, el padre Mugica, como ejemplos de argentinos asesinados por diferencias de ideas.

La reconciliación nacional  debe ser la meta ,ya ni siquiera  por nosotros, sino para no engendrar odio  y divisiones en las generaciones que vienen.

Los argentinos debemos ir a las cosas.  Pelear contra la  inseguridad,  por la mejor distribución  de la riqueza, la generación de empleo, la justicia sin revanchas, la unidad nacional para el crecimiento y por la reconciliación entre los sectores, que siguen combatiendo como hace treinta años sin darse cuenta que la sociedad camina por otro andarivel, y muchos de esos hechos que nos dividen ,para millones de compatriotas es historia, capitulo triste y cerrado.

 

Compartir noticia