viernes, junio 14, 2024

Generales, Locales

La Municipalidad rechaza la presentación de la Usina

Sharing is caring!

La Municipalidad de Necochea rechazó una presentación realizada por la Usina Popular Cooperativa Sebastián de María, en la que la cooperativa alegaba que el contrato de concesión para la provisión de energía eléctrica en Necochea y Quequén se encontraba prorrogado.

El rechazo fue formalizado a través del Decreto 1721/27, firmado por el intendente Arturo Rojas y el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Adrián Furno, con fecha del martes 28 de mayo.

En el decreto, el Municipio informó que la relación relativa a dicha concesión está vencida desde octubre de 2023. Ante esta situación, la Municipalidad intimó a la cooperativa eléctrica a constituir una caución o aval a satisfacción del Municipio, equivalente al monto bruto de dos facturaciones mensuales promedio. Esta medida tiene como objetivo asegurar la continuidad del servicio eléctrico mientras se regulariza la situación contractual.

Condiciones y Sanciones

El decreto también establece que, en caso de no cumplir con esta exigencia, se aplicarán sanciones a la cooperativa. «La prórroga de un contrato de concesión no es una cuestión cuya existencia puede derivarse de interpretación, sino que requiere de un acto administrativo y contractual concreto emanado de la Municipalidad de Necochea», se indica en el artículo número 2 del documento.

Respuesta de la Municipalidad

La decisión de rechazar la presentación de la Usina se fundamenta en la necesidad de contar con una estructura contractual clara y vigente que respalde la prestación de un servicio esencial como es el suministro de energía eléctrica. La administración municipal busca evitar cualquier tipo de incertidumbre legal que pueda afectar a los usuarios del servicio en Necochea y Quequén.

Futuro Incierto

La medida tomada por la Municipalidad marca un punto crítico en la relación con la Usina Popular Cooperativa Sebastián de María. La situación contractual deberá ser resuelta a la brevedad para garantizar la continuidad y calidad del servicio eléctrico en la región. Las autoridades municipales han dejado claro que buscan establecer un marco regulatorio que brinde seguridad tanto a la administración local como a los ciudadanos que dependen del servicio.

Por su parte, se espera una respuesta formal de la Usina Popular Cooperativa Sebastián de María, que deberá decidir si cumple con las nuevas condiciones establecidas por la Municipalidad o si toma otras acciones en defensa de su posición.

La situación continuará desarrollándose en los próximos días, y la comunidad de Necochea y Quequén estará atenta a los pasos que sigan ambas partes en esta disputa contractual.