martes, mayo 28, 2024

Generales, Locales

“Las aulas de los Centros de Formación son espacios muy especiales”

Sharing is caring!

Así lo expresó Gustavo Rodríguez, Director del Centro de Formación Laboral 403, en diálogo con Radio Rivadavia, en “Necochea Digital”.

Allí en la entrevista con Quimey Marfil y Horacio Castelli, informó sobre las características que tienen estos Centros de Formación que ofrecen importantes salidas laborales.

Sobre cuándo comenzó esta oferta educativa indicó que “En el año 2001 septiembre precisamente se firmó un convenio de la Dirección General de Cultura y Educación, y la UATRE, y a partir del año 2002 ya estaría en condiciones el servicio educativo de dictar cursos”.

Sus comienzos las recordó comentando que “Fui convocado en aquel entonces como instructor de la especialidad de cereales, y comenzamos las actividades el 22 de marzo del 2002, con apenas cuatro cursos, clasificador de cereales, Conserje de Hotel, Mucama de hotel y tractorista”.

Cuál es la función de estos espacios, “Los centros de formación profesional, en particular nosotros, somos centro de formación laboral, la función que tiene es un nivel post primario, como una alternativa que es el secundario, para compartir lo que es un oficio profesional”.

“Todas las planificaciones de los servicios educativos, salen de la Mesa provincial de Educación y de trabajo, donde se vuelcan todas las necesidades de capaciones que tiene en este caso Necochea”.

¿Quienes deciden los cursos que se necesitan? “Cada distrito, las necesidades que tiene, por ejemplo, turismo, comercio, que las proponen las entidades intermedias, el Ministerio de Trabajo, la Municipalidad, el Consorcio, la UATRE en el caso particular de este centro”.

En cuanto a los requisitos para inscribirse indicó que “Para inscribirse tiene que tener primario completo, aunque también existe la posibilidad para los alumnos adultos, de una articulación con lo que es la educación primaria de adultos. Cuando reciben el certificado de la primaria, se les entrega el certificado del Centro”.

Sobre la duración de los cursos Gustavo Rodríguez aclaro que hay algunos que duran un cuatrimestre y algunos pocos que tienen una duración de un año y medio.

Las experiencias que se viven dentro de las aulas, son muy particulares ya que se interrelacionan jóvenes de 16 años con adultos de 80 años, y se logra una mancomunión muy especial.

Otro de los momentos muy emotivos es en la entrega de los certificados a fin de año, cuando las familias muestran su emoción, muchas veces, más que los propios alumnos.

Otra de las características de los Centro de Formación, en este caso Laboral, es que existe la sede central en la Jesuita Cardiel, y sub sedes en Fernández y La Dulce.

Los instructores, son profesionales como ingenieros agrónomos, arquitectos, veterinarios y quienes son idóneos en sus profesiones y que a través de sus trayectorias son habilitados para ejercer esa tarea.

También, con respecto a la coordinación con los Centros de Formación Profesional 401 y 402, se reúnen los tres directores para no superponer los cursos y se ha logrado una buena labor en ese aspecto.