miércoles, mayo 29, 2024

Destacadas, Justicia, Locales

El necochense Eduardo Freiler denunció a Javier Milei

Sharing is caring!

El excamarista acusó al Presidente de haber afectado “el orden público” al ponderar hechos que la ley sanciona como delitos.

El presidente Javier Milei fue denunciado en los tribunales de Comodoro Py por “apología del delito”, por haber dicho frente a más de un centenar de empresarios, la semana pasada, que quien fuga dinero “es un héroe”, sin importar de dónde viniera la plata fugada.

La denuncia la presentó el excamarista federal Eduardo Freiler, destituido en 2017 por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Por sorteo, el expediente contra Milei se le asignó al juzgado federal 10, que está vacante desde la muerte de Claudio Bonadio y es subrogado por Julián Ercolini. El fiscal será Carlos Rívolo.

La denuncia relata que el viernes pasado, Milei participó del Foro Llao Llao, un encuentro cerrado con empresarios, en Bariloche, y afirmó: “Es decir, se les van los dólares entonces ponen controles de capitales, entonces el que fuga ya es un delincuente. Es un héroe, el que fuga es un héroe, no importa de dónde venga la plata, es decir logró escaparse de las garras del Estado”.

Y recuerda que Milei agregó: “Ustedes se ríen, pero yo lo veo así. Digamos qué le recomendarías a tu cliente, digo yo ahora me pongo el traje de economista ‘compra dólares’, después figura como fuga. Y la verdad que si lo compran en negro mejor. Porque así no tienen que pagar un montón de impuestos estúpidos. Que hay todo para financiar a los que levantan la manito y lo hace de “querusa”. ¿Para financiar a esos inútiles? La frase dice: ‘Ladrón que roba a otro ladrón tiene 100 años de perdón. Digo con lo que han robado los políticos argentinos tenemos la eternidad ganada”.

La denuncia destaca que existe normativa económica, financiera y cambiaria que penaliza los hechos “que Milei pondera” y sostiene que “la arenga desatada a orillas del Lago Nahuel Huapi buscó idealizar actividades delictivas como la fuga de capitales, la evasión impositiva, el lavado de divisas normado en la ley 26.683, la violación del Régimen Penal Cambiario Ley 19.359 y del cepo cambiario”.

Según el denunciante, Milei incurrió en una serie de delitos que, además de la apología, incluye el incumplimiento de los deberes de funcionario público, la violación de la ley de Ética Pública y la instigación a cometer delitos.

La denuncia subraya la gravedad que tienen “el tenor de los dichos, la vehemencia con que fueron expresados, su masiva difusión, el contexto social y la máxima magistratura del enunciante”, que –afirma– afectaron “el orden público”, bien jurídico protegido por la ley. Y advierte: “Nadie como el mismísimo Presidente de la Nación puede socavar la tranquilidad y el orden público empoderando las acciones que son democráticamente impuestas como delictivas”.

Según la denuncia, la “conmoción social” que generan los dichos de Milei “son de catastróficas proyecciones en el marco de inestabilidad económica que sufre el país”.

LA NACION