jueves, mayo 30, 2024

Nacionales, Política, Provinciales

Kicillof y el pacto de mayo. «A nadie le importa un rábano»

Sharing is caring!

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, le pidió a la Corte Suprema que se expida sobre los fondos que Nación dejó de transferirle a las provincias.

Tras el fracaso de la ley ómnibus, la gran apuesta política del Gobierno de Javier Milei es la nueva versión de ese proyecto y el llamado Pacto de Mayo con los gobernadores provinciales. El primero ya llegó al Congreso y para el segundo falta poco más de un mes. Mientras tanto, Axel Kicillof intenta empujar su propia agenda.

Es que el gobernador de la provincia de Buenos Aires le volvió a pedir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que se expida sobre el recorte de fondos que sufrieron todas las provincias. «Hay que ir a la Justicia» porque «no puede resolverlo la política», consideró el mandatario.

Justo el miércoles de esta semana, el presidente del máximo tribunal, Horacio Rosatti, dijo que «hay que darle una chance a la política» para que resuelva sus disputas «en el ámbito parlamentario». Sin embargo, aseguró que «si no resuelven, lo resolveremos en un tiempo razonable».

De parte de Kicillof, uno de los conflictos que ya están judicializados tiene que ver con la quita del Fondo de Fortalecimiento Fiscal, pero hay otras jurisdicciones que presentaron otros reclamos similares. «Hay una ausencia del Estado nacional que deserta de sus obligaciones legales. No se pueden gobernar las provincias sin un Estado nacional», advirtió el gobernador bonaerense en este contexto.

En la misma línea, Kicillof a se mostró preocupado por las consecuencias sociales que podrían acarrear este ajuste fiscal. «Le transfiero toda la responsabilidad (al Estado nacional) de lo que pueda pasar (si la plata no alcanza) porque es su política económica y el recorte sobre las políticas», declaró ayer.

Mientras sufre los recortes presupuestarios y se deterioran las condiciones de vida, el gobernador es convocado por la administración libertaria para firmar el Pacto de Mayo, algo que, por ahora parece improbable. «Recorro mucho y en la provincia de Buenos Aires a nadie le importa un rábano esa cuestión», afirmó Kicillof. Hace un mes, había dicho que para lograr acuerdos «el punto de partida es que se devuelvan los recursos».