miércoles, abril 17, 2024

Internacionales

Finlandia, en estado de shock

Sharing is caring!

Un alumno de 12 años ha abierto fuego en un colegio de Finlandia este martes, dejando un muerto y dos heridos.

Un tiroteo en una escuela ha conmocionado a toda Finlandia este martes. Un niño murió a tiros y otros dos resultaron gravemente heridos en un ataque con arma de fuego, presuntamente llevado a cabo por otro estudiante de la escuela que tenía apenas 12 años.

Según la Policía, el niño que murió y los otros dos heridos también tenían 12 años. El incidente sucedió poco después de las 9:00 de la mañana (hora local) en el complejo escolar Viertola en Vantaa, un suburbio de la capital Helsinki.

«Está claro que demasiados jóvenes, hasta uno de cada tres, han experimentado dificultades con la salud mental en algún momento de sus vidas. Hay que intervenir en estos problemas antes», explicó el primer ministro finlandés, Petteri Orpo.

«Estamos trabajando en ello constantemente, pero en lo que respecta a este incidente, lo revisaremos muy a fondo y sacaremos las conclusiones necesarias más adelante», añadió.

El alumno usó el arma de un familiar

Inmediatamente después del tiroteo, agentes de la Policía, fuertemente armados, acordonaron la escuela de secundaria, que cuenta con unos 800 estudiantes. Aproximadamente una hora después, encontraron al sospechoso, que todavía llevaba la pistola, en el área de Helsinki.

El arma utilizada en el tiroteo era una pistola con licencia, propiedad de un familiar del sospechoso, dijo el inspector Kimmo Hyvärinen. Aún no han desvelado el motivo.

Los anteriores tiroteos en centros escolares de Finlandia han puesto en el punto de mira la política finlandesa en materia de armas. En 2007, el entonces estudiante de 18 años Pekka-Eric Auvinen mató a seis alumnos, a la enfermera del centro, al director y a sí mismo utilizando una pistola en el instituto de Jokela, cerca de Helsinki.

La edad mínima de responsabilidad penal en Finlandia es de 15 años, lo que significa que el sospechoso no puede ser detenido formalmente. Un sospechoso menor de 15 años sólo puede ser interrogado por la Policía, tras lo cual será entregado a las autoridades finlandesas de bienestar infantil.

Euronews