miércoles, febrero 21, 2024

Economía, Nacionales

Fracaso de Caputo. El FMI no le da un dolar

Sharing is caring!

El ministro buscó disimular el fracaso y este jueves avisó que no habrá nuevos desembolsos del FMI durante enero. Dudas sobre como llega hasta que entren los dólares de la cosecha en mayo.

El ministro Toto Caputo apuró un encuentro con periodistas para «anunciar» que no habrá desembolsos extras del FMI. Fue su manera de anticiparse a la noticia del nuevo fracaso de sus negociaciones internacionales.

Luego de chocarse con la pared de Wall Street en la previa de asumir el cargo, cuando le había prometido a Milei que conseguiría 30 mil millones de dólares de fondos de inversión para desarmar la famosa «bomba» de leliqs, ahora se enfrentó al rechazo del FMI que en las últimas horas le avisó que se olvide de los 10 mil millones de fondos extra que estaba pidiendo.

Es que como reveló LPO, necesita ese monto ya no para desarmar las leliqs -parece que se puede convivir con esa «bomba»- sino para pagar a los acreedores externos.

Fuentes al tanto de las conversaciones confirmaron a LPO el rechazó del FMI a anticipar fondos frescos. «Le van a girar los 2.300 millones que quedaron pendientes del último tramo de la gestión de Massa y a lo sumo le anticipan intereses de DEG del primer trimestre por 3.900 millones, pero sólo para maquillaje de reservas», explicó a LPO la fuente consultada.

Por eso, en la charla con un reducido grupo de periodistas elegidos a dedo, el ministro reconoció este jueves que los fondos que lleguen del FMI «sólo se usarán para reforzar reservas». Es decir no podrá cancelar vencimientos, por ejemplo, con los privados.

«Caputo es muy compulsivo con el juego financiero», repite el director del Hemisferio Occidental del FMI, el chileno Rodrigo Valdés, para explicar porque se niega a entregarle al ministro de Milei fondos de libre disponibilidad.

«La relación con el organismo es buena, estamos haciendo más de lo que imaginaban, por eso sigue el mismo acuerdo y vamos a cumplir las metas», se justificó Caputo este jueves.

Ahora bien, más allá de las declaraciones de ocasión, la verdad que el calendario de vencimientos que deberá enfrentar el país en los próximos meses abre enormes interrogantes sobre la solidez del plan de Caputo, que hasta ahora sólo consiguió sumar 2.000 millones de dólares de reservas a costa de una devaluación del 120% y el cierre de las importaciones.

Según los cálculos que hacen desde el Palacio de Hacienda, la necesidad financiera «de mínima» hasta contar con los dólares de la liquidación de la cosecha gruesa que entra en abril/mayo, suma más de 20.000 millones de dólares.

Para conseguirlos, el ministro de Economía encadenó fracasos: se peleó con Diana Mondino para activar el swap con China, negoció con Qatar y Arabia Saudita sin resultados y fue fallida su gira por Wall Street en busca de inversores.

Entre enero y abril el Tesoro nacional deberá afrontar pagos en moneda extranjera por 17.240 millones de dólares según datos de la Oficina de Presupuesto de la Nación, aunque más de la mitad, unos 9.421 millones, son intra sector público que se prevé se renovarán en forma automática.

De todos modos, el ministro insiste que todos los compromisos serán cumplidos. De nuevo sin vocero, Caputo intercambió mensajes con usuarios de Twitter que le hicieron algunas preguntas sobre los próximos pasos que efectuará la cartera.

Cuando fue consultado acerca del próximo vencimiento el 9 de enero de unos 1.955 millones de dólares en concepto de intereses del Bonar 2030 (AL30), uno de los títulos públicos emitidos por Martín Guzman cuando reestructuró la deuda con privados , Caputo confirmó que será pagado. «Claro!», contestó.

LPO