viernes, marzo 01, 2024

Ecología

Las grandes empresas siguen apostando por el plástico

Sharing is caring!

Las 9 grandes corporaciones alimentarias, a las que se les notificó el año pasado este problema, todavía no logran abordar la contaminación plástica. Nestlé, Danone y las demás multinacionales no han logrado avances suficientes en la lucha contra la contaminación plástica.

Las grandes empresas siguen apostando por el plástico. Un nuevo informe analiza cómo las empresas cumplen con sus obligaciones según la ley francesa del «Deber de Vigilancia». Ninguna de las empresas tiene una trayectoria clara en el camino de la «desplastificación» para alejarse del modelo de negocio de plástico de un solo uso.

El año pasado, ClientEarth, Surfrider Foundation Europe y Zero Waste France, entregaron un aviso legal a nueve empresas alimentarias por no gestionar la contaminación plástica derivada de sus modelos de negocio.

Pasado un año, las organizaciones han medido su progreso en un nuevo informe. Los hallazgos sugieren que puede haber habido un cambio en la mentalidad de la industria, ya que las empresas ahora son más conscientes de los riesgos asociados con el plástico. Y reconocen la necesidad de «desplastificar» sus negocios. Sin embargo, las medidas concretas no son ni de lejos suficientes.

El informe se refiere a las sedes de estas empresas en Francia, pero la problemática es mucho mayor. Dado que las mismas son multinacionales, por lo que la implementación de los modelos de desplastificacion no solo debería implantarse en Europa (por exigencias de la UE). Si no que los planes tendrían que ser de aplicación mundial.

No hay cambios significativos

Las organizaciones han tomado como parámetro la ley francesa del «Deber de Vigilancia». Esta exige que las empresas evalúen y mitiguen los impactos que sus operaciones tienen en el medio ambiente y de los derechos humanos. Algo que deben hacer mediante la publicación de un «plan de vigilancia».

El nuevo informe analiza cómo estas empresas están logrando cumplir con sus obligaciones bajo esta ley. Entre las nueve empresas que alertamos (Nestlé France, Danone, McDonalds France, Carrefour, Groupe Casino, Les Mousquetaires, Auchan y Picard) sigue existiendo una clara dependencia del plástico de un solo uso.

También hay un enfoque poco eficiente y de impacto limitado en sus estrategias, como el reciclaje. Ninguna de las empresas ha publicado una trayectoria clara de deplastificación que describa cómo harán la transición de su modelo de negocio lejos del plástico de un solo uso. Algunas empresas, como Nestlé Francia y McDonalds Francia, ni siquiera han publicado un plan de vigilancia, argumentando esta última que la ley no se aplica a ellas.

Un ciclo de vida nefasto

A lo largo de su ciclo de vida, el plástico tiene un impacto gravemente negativo en el medio ambiente, la salud humana y los derechos humanos. Sin embargo, se espera que su producción se triplique para 2060.

La contaminación por plástico está dañando ecosistemas marinos cruciales. Contaminando nuestros suelos. Generando importantes emisiones de gases de efecto invernadero y afectando a los seres humanos. La salud está en riesgo debido a la exposición a microplásticos y productos químicos tóxicos, que incluso se han descubierto en los pulmones humanos. Las grandes empresas siguen apostando por el plástico.

Una presión que no cejará

ClientEarth, que brindó experiencia legal a Surfrider Europe y Zero Waste France, los autores de este informe, continuará presionando a las empresas para que asuman la responsabilidad y el rol que tiene en la crisis que experimenta el mundo.

La abogada de ClientEarth Plastics, Rosa Pritchard, dijo lo siguiente. “La contaminación plástica no muestra signos de desaceleración y las nueve empresas a las que avisamos están en la primera línea de la crisis. Nuestro planeta está inundado de plástico. Y si bien es reconfortante ver que algunas empresas están empezando a reconocer la gravedad de los riesgos, es necesario que tomen medidas reales para cambiar sus modelos de negocio.

“Tal como están las cosas, estas grandes corporaciones alimentarias parecen seguir dependiendo del reciclaje, prácticamente como única solución a su problema de residuos plásticos. En realidad, solo el 9% de los plásticos que se han fabricado se han reciclado. Y el proceso de reciclaje de plástico sigue plagado de problemas, muchos de los cuales no se pueden superar.

«Queremos ver a los líderes de estas empresas mostrando una verdadera ambición a la hora de abordar la contaminación plástica. Elaborando una evaluación de su uso de los plásticos en toda la cadena de valor. implementando un plan de deplastificación. Y, lo más importante, actuando en consecuencia». Las grandes empresas siguen apostando por el plástico.

Ecoticias