viernes, julio 12, 2024

Internacionales

Al menos ocho muertos en una operación policial en San Pablo

Sharing is caring!

En Guarujá, un miembro de la fuerza de élite de la Policía Militarizada fue asesinado el jueves pasado, lo que llevó a una operativo de seguridad y enfrentamientos armados.

Al menos ocho personas murieron como resultado de un gran operativo policial en Guarujá, un municipio del litoral de San Pablo, Brasil, llevado a cabo durante el fin de semana en respuesta al asesinato de un agente de la fuerza de élite de la Policía Militarizada el pasado jueves, que derivó en denuncias de graves abusos de las fuerzas de seguridad, informaron este lunes fuentes oficiales.

«Hubo ocho muertes este fin de semana; la Policía quiere evitar a toda costa el enfrentamiento, pero desde el momento en que son hostigados, lamentablemente se produce un enfrentamiento, la Policía reacciona y reaccionará para repeler la amenaza», afirmó el gobernador de San Pablo, Tarcisio de Freitas, en conferencia de prensa.

De ese modo, el funcionario bolsonarista confirmó que las ocho personas murieron en el operativo de seguridad en la región metropolitana de la Baixada Santista.

Horas más tarde, el Defensor del Pueblo de la Policía Municipal de San Pablo, Claudio Aparecido da Silva, reveló que recibió numerosas denuncias de abusos y asesinatos cometidos por la policía militar como parte de la denominada Operación Escudo realizada en la costa del estado tras el mencionado asesinato.

«Hemos recibido informes de acciones violentas y asesinatos por parte de las fuerzas de seguridad en la zona, así como continuas amenazas contra la población de las comunidades de esa ciudad», expuso Da Silva, citado por la agencia de noticias ANSA.

Entre las denuncias se reportaron torturas, el deceso de un hombre y la supuesta amenaza de muerte a por lo menos 60 personas en la comunidad de Baixada Santista.

«La muerte violenta del soldado no justifica ninguna asimetría en la aplicación de la justicia», sentenció Da Silva.

Los residentes de la zona también habían denunciado que la Policía Militar «está torturando y matando a todos y que prometió asesinar a 60 personas más en diversas favelas de la ciudad», según medios locales.

Sin embargo, Freitas sostuvo que «no hubo un uso excesivo de la fuerza» y que cualquier denuncia será objeto de investigaciones.

«Este despacho tomó conocimiento de las denuncias, ya inició un procedimiento y accionó a las instituciones del Estado y de la sociedad civil; estamos reflexionando juntos sobre las formas en que podemos detener las violaciones que se están produciendo», expresó.

Según el gobernador, durante la acción «no hubo hostilidad» ni excesos, sino una «actuación profesional» por parte de los uniformados, en la que también fueron detenidas 10 personas, entre ellas el sospechoso de dispararle al policía militar Patrick Bastos Reis, de 30 años.

En sintonía, la Secretaría de Seguridad Pública declaró que no había evidencias de abusos policiales y que las quejas serán investigadas.

De acuerdo con datos aportados por el diario local Folha de Sao Paulo, el secretario de Seguridad Pública, Guilherme Derrite, informó que los ocho muertos se enfrentaron a la policía durante el operativo. De ellos, cuatro fueron identificados.

La información fue divulgada este lunes por la mañana en el Palacio de los Bandeirantes, sede del Gobierno paulista.

Sin embargo, la Policía notificó al menos 10 muertos.

El defensor del pueblo dijo que la cifra de fallecidos podría llegar a 12.

El operativo comenzó el viernes, un día después del asesinato en Guarujá de un soldado de Rota, una fuerza de élite de la policía paulista, que conmovió a miembros de la fuerza.

La operación durará un mes, involucrará a 15 batallones especiales y brigadas de asalto y a unos 3.000 policías militares y efectivos locales.

La Policía capturó el domingo al presunto autor de los disparos que acabaron con la vida del agente, publicó Folha de Sao Paulo.

El hombre fue identificado como Erickson David da Silva, quien al parecer está vinculado con una banda de narcotráfico de la región.

Télam