viernes, mayo 24, 2024

Ecología

El calentamiento global podría afectar al trigo mundial

Sharing is caring!

Un nuevo estudio de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de la Universidad de Tufts muestra que la probabilidad de que se produzcan fenómenos meteorológicos extremos en las zonas productoras de trigo de EEUU y China ha aumentado significativamente.

El calentamiento global podría afectar al trigo mundial. El mundo se está calentando, provocando cambios en los patrones estacionales y aumentando la cantidad de condiciones climáticas extremas. Como sequías severas y olas de calor, que pueden afectar el rendimiento de los cultivos y el suministro de alimentos.

Un estudio reciente dirigido por un investigador de la Escuela Friedman de Ciencias y Políticas de Nutrición de la Universidad de Tufts encontró que la probabilidad de que las temperaturas extremas pudieran afectar el rendimiento de los cultivos ha aumentado significativamente en las regiones productoras de EEUU y China.

40 años de datos

Los hallazgos predicen que las olas de calor que ocurrieron aproximadamente una vez cada cien años en 1981, ahora probablemente ocurran una vez cada seis años en el medio oeste de los EEUU. Y una vez cada 16 años en el noreste de China. El trabajo muestra la gama de condiciones para las que las personas deben prepararse, incluso si aún no han ocurrido. Porque el calentamiento global es una realidad tangible.

“El registro histórico ya no es una buena representación de lo que podemos esperar para el futuro”, dijo Erin Coughlan de Perez, profesora de CBF en la Escuela Friedman. Profesora asociada de Dignitas en la Escuela Friedman y autora principal del artículo. “Vivimos una situación de cambio climático. Y mucha gente está subestimando las posibilidades actuales de eventos extremos”.

Según el informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, la temperatura superficial global promedio en la última década fue 1,1 grados centígrados más alta que entre 1850 y 1900. Para evaluar cómo esto ha cambiado nuestro riesgo de clima extremo, Coughlan de Pérez y sus colegas recopilaron un gran grupo de pronósticos estacionales de los últimos 40 años.

Usaron este conjunto de datos para generar miles de posibles variaciones en la temperatura y la lluvia. Esencialmente previendo todas las cosas que podrían haber sucedido en un año determinado. Con este método, conocido como conjunto extremo simulado sin precedentes o enfoque INVISIBLE, los investigadores pudieron estimar la frecuencia probable de temperaturas extremas que superan los umbrales de crecimiento críticos para el trigo.

¿Qué le pasará al trigo?

Los cultivos de trigo de invierno comienzan su crecimiento en el otoño y se cosechan el verano siguiente. Las altas temperaturas en primavera, cuando la planta está en floración, pueden afectar su desarrollo. A temperaturas superiores a los 27,8 °C, las plantas comienzan a sufrir estrés por calor. A temperaturas superiores a los 32,8 °C, las enzimas más importantes de la planta comienzan a descomponerse.

El calor récord también tiende a estar asociado con sequías récord, dijo Coughlan de Perez. La combinación de estos dos peligros podría afectar gravemente la temporada de crecimiento. Tanto EEUU como China se consideran graneros globales, áreas que producen cantidades significativas de los granos que alimentan al mundo. Si estos cultivos fallaran simultáneamente, o al mismo tiempo que otros cultivos básicos, esto podría tener graves impactos en el precio y la disponibilidad de alimentos en todo el mundo.

Los resultados indican que ambas regiones han tenido suerte en los últimos años. Hay un aspecto de aleatoriedad en el clima. Podrían ocurrir una variedad de posibilidades. Hasta ahora, estas regiones han tenido números bastante bajos. Y terminaron con un clima más frío de lo que podrían haber tenido.

Pero el cambio climático ha cambiado las probabilidades. El número más alto de opciones de eventos extremos es más grande de lo que solía ser. Estas regiones no han experimentado situaciones realmente calamitosas a nivel climático. Y lo que preocupa a los expertos es que posiblemente no estén preparadas para ello.

Patrones regionales y globales

Los investigadores también identificaron patrones de circulación atmosférica regionales y globales que podrían conducir a eventos extremadamente cálidos y secos. Incluido el peor de los casos en el que la producción de trigo en los EEUU y China se vea muy afectada en la misma temporada. Sus resultados pueden ayudar a informar los planes de adaptación climática en estas regiones. Y garantizar que las partes interesadas puedan prepararse para los eventos sin precedentes que se avecinan.

“Creo que, además del cambio climático, estamos sufriendo una falta de imaginación. Si no estamos previendo los tipos de extremos que podrían ocurrir, entonces no nos prepararemos para ellos”, dijo Coughlan de Perez. “No tenemos que sorprendernos. Podemos usar las herramientas a nuestra disposición para tratar de comprender lo que es posible y estar preparados cuando esto suceda”. El calentamiento global podría afectar al trigo mundial.

Ecoticias