miércoles, mayo 22, 2024

Opinión

Los bancos centrales deben mejorar la transparencia

Sharing is caring!

Por Tobias Adrian , Jihad Alwazir , Ashraf Khan , Dmytro Solohub

El Banco de Canadá publicó un resumen detallado de las deliberaciones de su Consejo de Gobierno por primera vez el mes pasado, uniéndose a casi dos docenas de otros bancos centrales en la publicación periódica de información detallada sobre las decisiones de política monetaria.

Las turbulencias económicas y financieras exigen una mayor transparencia por parte de los responsables políticos. A medida que los bancos centrales elevan las tasas de interés para frenar la inflación, las partes interesadas aumentan su escrutinio.

En algunos países, los formuladores de políticas enfrentan crecientes llamados a reinar en su autonomía.

Para mantener la confianza del público, salvaguardar la independencia y mejorar la eficacia de las políticas frente a tales desafíos, las autoridades monetarias deben centrarse en la transparencia y la rendición de cuentas.

Stefan Ingves, quien renunció en diciembre después de 17 años como gobernador del Riksbank de Suecia, lo dijo mejor:

“La independencia exige transparencia”, dijo en una entrevista en enero con Banca Central. “Si eres independiente, es vital que la gente pueda entender lo que estás haciendo. Si eres independiente y le dices al público en general ‘No es asunto tuyo’, tarde o temprano te quitarán la independencia”.

 Muchas leyes ya incluyen disposiciones explícitas de transparencia, especialmente para la política monetaria, como lo muestra la base de datos de legislación de bancos centrales del FMI.

El FMI ha reconocido la importancia de la transparencia y la ha promovido activamente. En 2020, el Directorio Ejecutivo adoptó un nuevo Código de Transparencia del Banco Central voluntario, un conjunto integral de principios que cubren mandatos, funciones y operaciones.

Con base en el código, el Fondo ofrece a los bancos centrales la oportunidad de participar en una revisión de sus prácticas de transparencia.

Las revisiones ayudan a los bancos centrales a medir su transparencia y responsabilidad, facilitando una comunicación más efectiva y un diálogo mejor informado con legisladores, inversionistas e individuos.

Hasta la fecha, el FMI revisó los bancos centrales de Canadá, Chile, Marruecos, Macedonia del Norte, Seychelles, Uganda y Uruguay, cubriendo la gobernanza, las políticas, las operaciones, los resultados y las relaciones con otras partes interesadas oficiales, como el gobierno y los reguladores financieros. Resumimos la experiencia de las revisiones piloto en un nuevo documento de política.

Las revisiones destacan la importancia de la transparencia para facilitar la rendición de cuentas, además de detallar el desempeño del banco central y el cumplimiento de los mandatos.

También ayudan a facilitar una comunicación más efectiva entre los bancos centrales y sus diversas partes interesadas, incluidos legisladores, medios de comunicación, académicos y el público.

Esto les ayuda a ajustar sus herramientas, canales y mensajes de comunicación a las necesidades de las audiencias objetivo, reduciendo la incertidumbre y contribuyendo a mejores opciones de políticas.

¿Cómo reaccionaron los bancos centrales a las recomendaciones?

Más allá de la decisión del Banco de Canadá de publicar resúmenes de las deliberaciones de política, el Banco Central de Chile aprobó una nueva política de transparencia basada en la revisión de transparencia del FMI y creó una sección especial en su sitio web para brindar información adicional sobre la forma en que opera.

El Banco Central de Seychelles comenzó a publicar un Informe de política monetaria, mientras que el Banco Nacional de la República de Macedonia del Norte reveló detalles de auditoría y gestión de riesgos.

Los bancos centrales de Marruecos, Seychelles y Uganda utilizaron los resultados de la revisión para aumentar la eficacia de sus comunicaciones mediante el desarrollo de estrategias institucionales y el fortalecimiento de las unidades de comunicación.

Detrás de cada banco central hay profesionales dedicados. Y las revisiones ayudaron a aumentar su conciencia sobre la necesidad de comunicaciones más claras y comprensibles.

En consecuencia, como señaló un funcionario del banco central en respuesta a la encuesta realizada por el FMI después de la fase piloto, ayuda a “crear sistemas de comunicación más eficaces y orientados al cliente”.

¿Qué sigue?

A medida que los bancos centrales se enfrentan a desafíos cada vez mayores, es fundamental que mejoren la transparencia porque, en última instancia, estarán en juego su independencia y la eficacia de sus políticas.

Las futuras revisiones de transparencia estarán disponibles para todos los miembros del FMI como una herramienta voluntaria para mejorar la transparencia y la rendición de cuentas.

El Fondo también construirá un depósito de prácticas de transparencia, basado en la información documentada durante las revisiones, para facilitar el aprendizaje entre pares entre el personal de diferentes bancos centrales.

La nueva herramienta ayudará a reforzar la confianza en los bancos centrales, así como su credibilidad y eficacia en un mundo cada vez más complejo.