martes, abril 16, 2024

Opinión

Nuevas preocupaciones para los banqueros centrales

Sharing is caring!

Por Gita Bhatt

“El trabajo del banco central es preocuparse”. Así es como Alice Rivlin, vicepresidenta de la Junta de la Reserva Federal en la década de 1990, describió el trabajo de los responsables de la política monetaria.

En ese entonces, los banqueros centrales tenían una preocupación principal: mantener la inflación bajo control.

Ahora, la inflación es una de las varias preocupaciones que enfrentan los bancos centrales. Un contexto económico que cambia rápidamente deja menos margen de maniobra para las políticas, mientras que las fuerzas estructurales, desde la desglobalización hasta el cambio climático, el envejecimiento de la población y la llegada del dinero digital, han complicado en gran medida el desafío político subyacente.

Los mandatos de los bancos centrales e incluso su independencia están bajo una creciente presión política. Estas nuevas fuerzas y otras plantean interrogantes sobre cómo tendrá que cambiar la política monetaria en el futuro.

En nuestro último número de la revista Finance and Development , distinguidos colaboradores ofrecen información sobre cómo los banqueros centrales pueden navegar en un mundo cada vez más complejo.

Gita Gopinath del FMI detalla cómo los economistas necesitan mejores herramientas después de que los modelos existentes no detectaron el reciente aumento de la inflación. Masaaki Shirakawa , ex gobernador del Banco de Japón, está de acuerdo y señala que es hora de reconsiderar la base y el marco de la política monetaria, prestando atención a las diferencias nacionales.

Markus Brunnermeier de Princeton argumenta que en un mundo posterior a la pandemia con mayor inflación, menor crecimiento y más deuda, los bancos centrales siguen aplicando políticas modeladas para los días de inflación tibia, tasas de interés bajas y crecimiento sólido.

Entonces, ¿cómo deberían cambiar los marcos y mandatos de los bancos centrales? Menos es más, dice Raghuram Rajan , ex gobernador del Banco de la Reserva de la India.

Explica por qué los bancos centrales deberían volver a centrarse en su función principal, la estabilidad de precios, respetando la estabilidad financiera.

Para Giancarlo Corsetti, del Instituto Universitario Europeo, circunstancias excepcionales como la pandemia pueden exigir que las autoridades monetarias y fiscales trabajen juntas, pero solo temporalmente y nunca a costa de su independencia.

David G. Blanchflower y Andrew T. Levin de la universidad de Dartmouth sugieren formas en que los banqueros centrales pueden evitar la tentación del pensamiento grupal, que puede amenazar su credibilidad.

Los académicos Greg Kaplan, Benjamin Moll y Giovanni Violante muestran cómo los nuevos modelos económicos nos ayudan a comprender la influencia de la política monetaria en la distribución del ingreso y la riqueza.

Mediante una serie de encuestas, Michael Weber , de la Universidad de Chicago, revela cómo una mejor comunicación sobre la política monetaria puede dar forma a las expectativas.

En otra parte del tema, escuchamos a otros banqueros centrales. Philip Lane , del Banco Central Europeo, analiza la inflación de la zona del euro y el desafío de reducir su balance. Lesetja Kganyago, gobernador del Banco de la Reserva de Sudáfrica, Sukudhew Singh, exgobernador adjunto del Bank Negara Malaysia, y Leonardo Villar , gobernador del banco central de Colombia, brindan su opinión sobre la interacción de la política fiscal y monetaria, la intervención cambiaria y las metas de inflación , respectivamente.

En una amplia entrevista, Karnit Flug , exgobernadora del Banco de Israel y su primera directora, habla sobre la importancia de la rendición de cuentas y la transparencia del banco central.

La economía como disciplina está evolucionando en una era altamente incierta, que exige una reflexión sobre modelos, costumbres y supuestos. Espero que este tema le haga pensar y ayude a generar más debate.