jueves, febrero 02, 2023

Ecología, Generales, Locales

El gobierno aprobó el proyecto del pozo exploratorio “Argerich-1”

Sharing is caring!

A poco más de un mes de terminada la audiencia pública en la que se escucharon las voces a favor y en contra de una nueva iniciativa de la industria petrolera offshore, el gobierno nacional aprobó este miércoles la realización del “Proyecto Argerich” que consta, a diferencia de los otros proyectos, de la exploración a través de un buque de perforación a 300 kilómetros de la costa de Mar del Plata.

La decisión fue formalizada este jueves con la publicación en el Boletín Oficial de la resolución 19/2022 del Ministerio de Ambiente de la Nación a través de su Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación encabezada por Cecilia Nicolini, y se produjo apenas días después de que la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata habilitara -tras diez meses de freno- el avance de otro proyecto, “Campaña de adquisición sísmica offshore argentina, Cuenca Argentina Norte (áreas CAN 108, CAN 100 y CAN 114)’”, en ese caso centrado en una exploración sísmica sobre el lecho marino en busca de hidrocarburos.

En este caso, el proyecto aprobado formalmente ahora por el gobierno nacional, “Perforación de un pozo exploratorio, denominado ‘Argerich-1’ Cuenca Argentina Norte (Bloque CAN_100)“, se centra en realizar tareas de exploración en busca de petróleo con una metodología diferente al proyecto que había sido frenado judicialmente ya que se trata de una perforación exploratoria también a cargo de la empresa Equinor.

La resolución establece que Equinor “deberá dar estricto cumplimiento a los términos del Plan de Gestión Ambiental y sus ampliaciones, que forma parte del Estudio de Impacto Ambiental presentado (…) así como todo otro requerimiento que esta autoridad considere realizar”. Y sostiene que toda actualización del Plan de Gestión Ambiental en forma previa al inicio de actividades “deberán ser informados a la Dirección Nacional de Evaluación Ambiental”.

Por su parte, fija que el control y fiscalización del cumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental y su Plan de Gestión Ambiental “estará a cargo de las autoridades competentes de acuerdo con lo establecido en el procedimiento aplicable a la materia”.

En la resolución se reseña que la presentación del proyecto por parte de Equinor fue concretada en marzo de 2021 y que, tras un proceso de consulta pública realizado en mayo de este año, en octubre se llevó a cabo la audiencia pública. Después de esa instancia, la Secretaría de Energía presentó el 11 de noviembre su informe técnico a la vez que Equinor elevó un documento de respuesta al informe final de audiencia y aclaraciones.

“En el informe técnico de revisión final del procedimiento se concluyó que el EsIA presentado por la empresa proponente cumplió con los alcances de los estudios requeridos en el informe de categorización y alcance del proyecto y demás requerimientos efectuados en el marco del procedimiento de EIA”, concluyó Nicolini y planteó que, entonces, “corresponde dictar la declaración de impacto ambiental que aprueba el proyecto objeto de evaluación”.

EL PROYECTO

Desde hace meses y más allá de la intervención judicial en Mar del Plata que mantuvo frenado hasta esta semana el proyecto de exploración sísmica sobre los bloques marinos 100, 108 y 114 y de otro para el que ya se convocó a audiencia publica sobre el bloque 102, el gobierno nacional empezó a mostrarse confiado con el avance del proyecto que ahora aprobó: la perforación del pozo “Argerich 1” sobre el bloque marino CAN 100.

El proyecto en cuestión impulsado por Equinor se centra en realizar tareas de exploración en busca de petróleo con una metodología diferente al otro proyecto que estuvo frenado judicialmente: en esa primera iniciativa el gobierno autorizó tareas de exploración mediante buques sísmicos, uno de los métodos para la búsqueda de hidrocarburos, pero este otro implica una perforación exploratoria.

Según se desprende de la documentación presentada por Equinor, la perforación del pozo exploratorio “es necesaria para determinar la presencia, naturaleza y volumen de posibles recursos de petróleo y gas dentro del bloque CAN 100”. En caso de encontrar hidrocarburos en cantidades “exitosas”, se prevé que sea “el primer pozo costa afuera en aguas profundas” y proyectan su posterior puesta en producción en un plazo de entre seis y años años.

Es que la profundidad programada para las tareas es de 4.050 metros, lo que incluye una profundidad de agua de 1.535 metros. De acuerdo a la información oficial, la perforación se realizará a través de un buque especializado y de grandes dimensiones que no pasará por el Puerto de Mar del Plata (sí lo harán los buques de apoyo). Además, se prevé que otros dos buques hagan de soporte y le administren recursos en tanto que un helicóptero será empleado para “cambios de personal”.