miércoles, febrero 01, 2023

Deportes

COI delibera, ATP y WTA castigan

Sharing is caring!

El Comité Olímpico Internacional (COI) evalúa posibles alternativas para que los atletas rusos y bielorrusos sean readmitidos en las competencias internacionales tras haber sido marginados como castigo por la guerra que Rusia libra con Ucrania desde febrero.

Mientras el COI delibera, la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP) decidió castigar a la federación británica (Lawn Tennis Association) por excluir a los deportistas de esos dos países de los torneos que organiza.

«Debemos encontrar la manera de superar este dilema… para volver a contemplar los méritos deportivos y no las injerencia políticas», destacó Thomas Bach, presidente del COI «No existe aún una fecha tentativa para su regreso, pero tenemos claro que la participación de los atletas es muy distinta de las sanciones contra los Estados y gobiernos de Rusia y Bielorrusia, que nadie pone en discusión y que deben seguir vigentes», aclaró al reiterar su solidaridad con los atletas ucranianos.

Bach dijo contar con «el pleno apoyo del Comité Ejecutivo por las declaraciones que realicé en distintas ocasiones sobre este tema», en especial lo relativo a la participación de los atletas rusos y bielorrusos en los Juegos Olímpicos de París 2024 o los Juegos de Invierno de Milán-Cortina d’Ampezzo de 2026.

Entre tanto, la ATP le aplicó una muta de un millón de dólares a la federación británica por marginar a los tenistas rusos y bielorrusos de los torneos que organiza, no así por la ausencia de los mismos en Wimbledon, que por ser un Grand Slam se maneja de manera autónoma.

La sanción aplica por lo sucedido en el ATP 500 de Queen’s, el ATP 250 de Eastbourne y los Challenger de Surbiton, Nottingham e Ilkley.

Por cada uno de estos cinco torneos, la Lawn Tennis Association deberá pagar 200 mil dólares de multa, dinero que será donado por completo al fondo de ayuda al pueblo ucraniano.

La decisión de la ATP está en línea con la que aplicó la Asociación femenina de tenis (WTA), que en su momento repudió junto con aquella la exclusión de los tenistas rusos y bielorrusos en Wimbledon, razón por la cual el tercer Grand Slam de la temporada no otorgó puntos a sus participantes en niguna de las dos ramas.

La federación británica de tenis apeló la multa de 750 mil dólares que le aplicó la WTA por la marginación de las representantes de Rusia y Bielorrusia en los torneos de Nottingham, Birmingham e Eastbourne.

Al conocerse la sanción de la ATP, la Lawn Tennis Association anticipó la posibilidad de apelarla al destacar que la entidad «demostró no tener reconocimiento algunos sobre las circunstancias escepcionales que generó la invasión de Rusia al territorio ucraniano o de la respuesta de la comunidad deportiva internacional y del gobierno británico frente a esa situación».

Según la entidad, la ATP abordó la cuestión como si se tratase de «una simple violación del reglamento con una alarmante falta de empatía por la situación que vive Ucrania y una clara omisión de las circunstancias que debimos afrontar».

De paso, amenazó con no albergar torneos organizados por la ATP en el futuro porque el monto de la multa aplicada «pone en riesgo la disputa de los mismos» en suelo británico.

«El impacto financiero de ambas sanciones atenta contra la posibilidad de organizar torneos en este país», explicó al anticipar que «teníamos previsto organizar una serie de Challenger en el primer trimestre de 2023 que no estaremos en condiciones de organizar».

La secretaria de Estado de Cultura y Deportes británica, Michelle Donelan, terció en la disputa al afirmar que el Reino Unido «asumió un rol protagónico en la construcción de una respuesta global a la invasión».
«Hemos afirmado claramente que el deporte no puede ser usado para legitimarla y que los atletas rusos y bielorrusos no deben ser admitidos en las competencias internacionales, razón por la cual consideramos equivocadas las decisiones de la ATP y de la WTA, a las que les pido reconsiderar la decisión y el mensaje que están dando con esto».

La BBC, en tanto, tampoco descarta que si la marginación de los tenistas rusos y bielorrusos se extiende en el tiempo, los torneos organizados por Gran Bretaña podrían quedar excluidos del calendario. (ANSA).