sábado, febrero 04, 2023

Policiales y Judiciales

La familia de Pilar apuntó contra el acusado

Sharing is caring!

Pilar Riesco murió tras caer del balcón del cuarto piso de un edificio en marzo del 2020. Su familia asegura que la víctima quería terminar la relación de noviazgo con Patricio Reynoso.

La madre, la hermana y una amiga de Pilar Riesco, quien murió tras caer del balcón del cuarto piso de un edificio en marzo del 2020 en el barrio porteño de Nueva Pompeya, apuntaron contra el entonces novio de la joven que este jueves comenzó a ser juzgado por el femicidio, al asegurar que la víctima quería terminar la relación de noviazgo con el acusado y que éste era «violento y agresivo».

El acusado, Patricio Reynoso (34), llegó al debate acusado del delito de «homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género», pero se negó a declarar en el inicio de la audiencia ante los jueces Domingo Altieri, Luis Márquez, y Darío Medina, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 18 porteño.

Además de la madre, la hermana y la amiga de Pilar (21), la audiencia que fue transmitida por la plataforma virtual «Zoom» contó con el testimonio de un amigo del imputado, quien afirmó que “nunca presenció” un hecho violento entre la pareja.

Tras la negativa de declarar por parte de Reynoso, los jueces convocaron a Adriana Chiaverano, madre de Riesco, quien además de ser testigo forma parte de la querella junto al abogado Roberto Damboriana.


El edificio desde donde cayó Riesco, ubicado en Alagón al 300 en Nueva Pompeya.

La mujer dijo que su hija conoció a Reynoso “entre abril y mayo del 2017” y que desde esa fecha «Pilar empezó a cambiar muchísimos hábitos”.

Chiaverano admitió que se enteró que su hija consumía cocaína a través de un matrimonio amigo y que, luego de interiorizarse sobre cómo ayudarla, decidió llevarla a Narcóticos Anónimos para iniciar un tratamiento.

“Las adicciones comenzaron en 2017. No sé la fecha exacta que conoció a Reynoso. No puedo decir que es el padre de todos sus males, pero él la debía haber protegido y no dejado continuar con una adicción que no la iba a llevar a nada bueno”, expresó.

Por su adicción, Riesco tuvo dos internaciones, la primera en noviembre de 2017 y la última en marzo de 2018.

La madre de la víctima aseguró que cuando ocurrió la muerte, su hija “estaba feliz” porque había comenzado a trabajar en una entidad bancaria y que tenía pensado terminar la relación de noviazgo con Reynoso.

“Mamá, no voy a poder con Patricio, él no quiere cambiar, él no quiere una pareja estable, no quiere una familia, no quiere lo que yo quiero, lo voy a tener que dejar. Lo quiero mucho, pero lo voy a dejar porque esta relación me está haciendo mucho daño, pero no sé cómo decírselo”, recordó que le dijo su hija días previos a su muerte.

Luego, rememoró el día en que se enteró de la muerte de su hija y dijo que primero le contaron que había sufrido un accidente pero que cuando se dirigió al Hospital Penna, le confirmaron que estaba muerta.

“Llegamos con mi marido, había un montón de gente que no era conocida nuestra, solo Lara (una amiga de Pilar) y la mamá. Mi marido se cruza con Reynoso y le dice ‘la mataste, asesino’. Cuando quisimos entrar nos pararon muchos médicos y no nos dejaban entrar, hasta que una doctora me dijo ‘Pilar está muerta’”, recordó la madre, antes de quebrar en llanto y que el juez ordene un cuarto intermedio.


El acusado Patricio Leonel Reynoso.

Tras ello, al momento de ser interrogada por los abogados defensores Fernando Arias Caamaño y Leandro Gianini, Chiaverano, fue consultada sobre si su hija había intentado anteriormente saltar desde un balcón, lo que generó un instante de tensión en la audiencia.

“No te lo voy a permitir”, le respondió a los abogados, tras lo cual el juez Altieri reprendió a los letrados: “ya dijo que su hija no quiso atentar contra su seguridad con anterioridad”.

“Era muy difícil de alejarla de Patricio porque se le aparecía por todos lados. Un día lo llamé y le pedí por favor que la dejara. Era una persona con Patricio y otra cuando no estaba. No lo logré”, se lamentó.

La segunda testigo fue María Belén Riesco, hermana de la víctima, quien coincidió en el relato de su madre y agregó que si bien su hermana nunca le dijo que Reynoso era agresivo con ella, le confesó: “Cuando estoy con él, tengo que consumir. Si no estás en esa, no perteneces”.

“Ella me dijo que él consumía de todo. Ella consumía cocaína con él”, afirmó, y recordó que una semana antes de su muerte, se junto con su hermana y ella le dijo que “estaba un poco angustiada porque la relación con Patricio no iba para ningún lado”.

Antes de finalizar su testimonio, Riesco reafirmó: “Mi hermana no tenía ninguna intensión suicida. Tenía amor por la vida, amor por su familia, amaba a sus sobrinos y se desvivía por ellos. Por ningún motivo, ni por Patricio, se hubiere suicidado”.

Luego, declaró ante el tribunal y ante los fiscales Guillermo Morosi y Álvaro Giménez Guilligan, la testigo Lara Roncallo, amiga íntima de Pilar, quien sostuvo que fue la única amiga de la víctima que conoció a Reynoso.

«A mediados del 2017 me entero por ella (Pilar) que había tenido una discusión, que (Reynoso) la golpeó y la agarró del cuello dejándoles los pies en el aire”, dijo Roncallo antes de quebrarse en llanto.

Roncallo fue la persona a quien Reynoso le avisó la tarde del 15 de marzo del 2020 que Pilar había tenido un accidente al caer desde un balcón de un cuarto piso del departamento del que convivía varios días a la semana la pareja.

“Cuando le dije que me explicara lo que pasó no me dijo absolutamente nada”, recordó la joven, en su último contacto con Reynoso.

Por último declaró Jorge Carnevale, quien se presentó como “un amigo de hace más de 20 años” de Reynoso.

“Pilar era una chica muy intensa, al contrario de Patricio, que es un pibe re calmo, que evita los problemas”, dijo, y aseguró que nunca presenció hechos de violencia entre ellos.

“Una vez se habían peleado y ella se trepó por afuera e intentó colgarse al balcón. Le quiso prender fuego la puerta. Eso me lo dijo Patricio y los vecinos de él”, relató, y agregó que en una oportunidad había intentado agredir a una expareja de Reynoso “por celos”.

Antes de finalizar su testimonio, Carnevale dijo que su amigo “hacía años que no consumía más”, que junto a él “jamás consumió paco”.

El debate continuará el próximo jueves desde las 10 con el testimonio de otros testigos, entre ellos el padre de la víctima.

Los hechos

El hecho que se le imputa a Reynoso ocurrió cerca de las 16.30 del domingo 15 de marzo de 2020, cuando Riesco cayó del balcón del departamento «E» del cuarto piso de la calle Alagón 305, en Nueva Pompeya.

El imputado afirmó que Riesco comenzó a increparlo, a gritarle, a decirle que no lo quería y que incluso en un momento le arrojó un portarretratos con una foto de ellos, tras lo cual fue al balcón y se tiró al vacío.

Sin embargo, para la fiscalía y la querella, Reynoso «le propinó golpes varios» que le causaron «múltiples» lesiones, y luego la arrojó desde el balcón.

Reynoso fue detenido, luego liberado y nuevamente apresado el 9 de junio de 2021 tras permanecer dos meses prófugo y con un ofrecimiento de recompensa de un millón y medio de pesos dispuesto por el Ministerio de Seguridad nacional para quien ayudara a localizarlo.

(Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463).