domingo, julio 03, 2022

Internacionales

EEUU: Tiroteos en autopistas, otro dolor de cabeza

Sharing is caring!

No solo las escuelas y los campus universitarios son los escenarios preferidos para cometer masacres armadas en estados Unidos, ahora las autopistas, en particular las de California y en Illinois, han registrado un notable aumento de casos de balaceras contra conductores.

Los tiroteos se han más que duplicado en California y se han triplicado en Illinois en los últimos dos años, revelaron autoridades locales. Al mismo tiempo, las tasas de detención en la mayoría de los incidentes son apenas de un solo dígito.

En California, los informes de tiroteos se duplicaron con creces en los últimos tres años, pasando de 210 en 2019 a casi 500 en los primeros 11 meses de 2021.

Cientos de personas resultaron heridas, según los últimos datos de la patrulla de carreteras obtenidos a través de una solicitud de registros públicos.

Al menos 50 personas murieron, una cifra que encendió la alarma entre las autoridades, que no encuentran solución a la violencia armada.

Y en Illinois, el aumento de los tiroteos en las autopistas ha sido tan grande que las autoridades lanzaron una campaña publicitaria para dar a conocer los arrestos, buscando así intentar intimidar a los atacantes.

La campaña incluye la publicación de un tablero público con un mapa de cada tiroteo en las autopistas en el estado desde 2019.

El programa lleva el nombre de Tamara Clayton, de 55 años, una conductora que trabajaba en el correo y que fue asesinada a tiros cuando se dirigía al trabajo hace tres años. Su asesinato sigue sin resolverse.

En el área de Chicago, una ley recientemente aprobada exige la instalación de lectores de matrículas de alta definición en docenas de lugares de las autopistas.

Las autoridades de estados como Ohio, Arizona, Texas y Washington, que también cuentan con extensas carreteras, se negaron a presentar los datos sobre los tiroteos, lo que no permite tener un informe completo de todo el país.

Funcionarios estatales de Georgia, Pensilvania, Nevada, Florida, Nueva York y Colorado, en cambio, dijeron que directamente no rastrean los ataques armados.

En dos de los estados encuestados, la tendencia ha dado lugar a otro punto preocupante: las tasas de arresto alcanzan solo un solo dígito en la gran mayoría de los tiroteos en carreteras.

El año pasado en California, las autoridades detuvieron a alrededor del 8% de los sospechosos vinculados con tiroteos confirmados.

En Illinois, los sospechosos fueron arrestados el 5% de las veces. Solo en Michigan, donde la tasa era del 32%, las autoridades arrestaron a las personas a un ritmo que coincidía con las estadísticas nacionales.

Según el FBI, el 31% de los casos de delitos en carreteras en ese estado fueron eliminados en 2019, el último año para el que se dispone de datos completos.

Las tasas de arresto por homicidio en Illinois y California fueron más altas, con las autoridades que informaron el 21% y el 34% de sus casos, respectivamente.

«Los ciudadanos consideran que las fuerzas del orden son ilegítimas, no responden y están mal equipadas para garantizar la seguridad pública», aseguró Paige Vaughn, profesora de criminología y sociología en el Spring Hill College de Alabama.

Un funcionario de la patrulla de carreteras en California dijo que los crímenes eran difíciles de investigar.

En Michigan, un funcionario de la policía estatal dijo que era menos probable que los tiroteos no mortales se resolvieran porque las víctimas y los testigos no quieren hablar.

Los funcionarios de California comenzaron a notar un repunte en los tiroteos en carreteras en coincidencia con el inicio de la pandemia de coronavirus.

«Hay muchos factores estresantes con la pandemia», dijo Ryan Stonebraker, jefe de la División de Servicios de Protección de la Patrulla de Carreteras de California. «Hay muchas personas que están desquiciadas, están molestas o están muy preocupadas por la seguridad». (ANSA).