miércoles, julio 06, 2022

Internacionales

EEUU: Un nuevo tiroteo, muertos y heridos en Oklahoma

Sharing is caring!

Al menos cuatro personas murieron y 10 resultaron heridas después de que un hombre abrió fuego en un hospital de la ciudad estadounidense de Tulsa, en Oklahoma, y luego se quitó la vida.

Se trata de un hecho con el que la estela de sangre sigue extendiéndose en el país apenas días después de la masacre de la escuela primaria de Texas, donde 19 estudiantes y dos maestras fueron asesinadas.

«Tenemos cuatro civiles que están muertos y tenemos un tirador que está muerto», dijo el vicedirector de la policía de Tulsa, Jonathan Brooks, a los medios de comunicación, tras el último de una serie de tiroteos masivos en Estados Unidos.

Brooks especificó que las primeras investigaciones apuntan a que el agresor se disparó a sí mismo. Esta nueva tragedia ocurrió en el segundo piso del Natalie Medical Building, que se ocupa principalmente de medicina deportiva, del hospital St. Francis.

El asesino entró en acción por la tarde. En su mira, según los rumores, estaba un médico específico. No está claro si lo encontró o lo golpeó, así como tampoco se sabe más sobre las víctimas, aunque al parecer hay una enfermera entre ellas.

El hombre, un afroamericano de entre 35 y 40 años, estaba armado con una pistola y un fusil. La alarma se disparó cuando alguien llamó a la policía y advirtió que había un hombre armado en el campus del hospital.

Los agentes llegaron al lugar a los pocos minutos e intervinieron de inmediato. «Ningún oficial resultó herido», informó la policía, hablando de una escena «catastrófica» pero limitada a una «parte del segundo piso».

El hecho, ocurrido el día del 101/o aniversario de la masacre de Tulsa, estaría vinculado a una alerta de bomba en las últimas horas, siempre en la ciudad.

El tiroteo se produce cuando se desarrolla un acalorado debate sobre las armas tras las masacres de Uvalde y Buffalo.

La semana pasada, un joven de 18 años armado mató a 19 niños y dos maestras en una escuela primaria de Uvalde (Texas).

A principios de mayo, un tirador mató a 10 personas en un supermercado de Buffalo (Nueva York). La presidenta de la Cámara se los Representes, Nancy Pelosi, aseguró que habrá una acción contundente.

Los demócratas están considerando varias medidas, incluida la prohibición de las armas de asalto. Una hipótesis agresiva que todavía no parece estar en grado de ganar en el Congreso, donde los liberales en el Senado no tienen números suficientes para aprobar medidas aún más débiles.

El presidente, Joe Biden, en tanto, ha sido informado del tiroteo en Tulsa y sigue de cerca el asunto, informó la Casa Blanca. (ANSA).