Internacionales

ESPAÑA: A un paso del cannabis medicinal

Sharing is caring!

España se encamina a aprobar el uso del cannabis medicinal al contar con los votos favorables de la mayoría del Congreso de los Diputados.

La ponencia que propondrá al gobierno que regule el uso del cannabis con fines medicinales se reunirá en junio y previsiblemente en la votación habrá más síes (en su mayoría partidos de izquierda) que noes (de derecha). Se espera después que el ejecutivo del socialista Pedro Sánchez la convierta en norma.

El coordinador del grupo de cannabinoides de la Sociedad Española del Dolor (SED), Jesús de Santiago, apunta que en España «muchísimos pacientes han obtenido beneficio a dolores que eran intratables con otros medios y los estamos excluyendo del sistema sanitario por no tener una regulación, se tienen que buscar la vida».

Se pregunta si «es ético que en España, hoy por hoy, esté a la cola en cuanto a tratamiento con cannabis medicinal y no tenga una regulación sobre el tema, cuando el resto de países europeos, salvo Bélgica, la tienen».

España calcula que son unas 300.000 los usuarios del cannabis medicinal, que lo usan gracias a una de las tres vías por las que se puede conseguir: el mercado negro, los clubes de cannabis o el autoconsumo.

El país ibérico permite cultivar cannabis con fines medicinales, pero solo para exportar, una contradicción destacada por pacientes e investigadores.

La marihuana se exporta a alguno de los 17 países europeos que sí contempla su uso para pacientes con ciertas dolencias.

Carola Pérez, presidenta del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), defiende que el cannabis es «una sustancia más segura que otras sustancias neuroactivas utilizadas tanto en entornos recreativos como médicos».

El portavoz socialista de la subcomisión, Daniel Viondi, dijo que «la regulación es inexorable» y que «el cómo es en lo que tenemos que ponernos de acuerdo». Viondi se refiere a cuestiones como quién debe prescribirlo, para quién o qué productos serán legales.

La OECM aboga por una regulación que permita los preparados caseros, el autocultivo y fórmulas magistradas realizadas en farmacias ad hoc para cada paciente.

Los socialistas se decantan por productos cannábicos avalados por haber seguido ciertos procedimientos como una flor estandarizada o un aceite con cierta concentración de THC o CBD.

Según una encuesta del estatal Centro de investigaciones sociológicas (CIS) de hace un año, el 90% de los españoles está a favor de la legalización del consumo de la marihuana para uso médico, frente a un 4,5% que se opone. (ANSA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.