jueves, octubre 06, 2022

Internacionales

UCRANIA-RUSIA: «Estamos ante una OTAN débil, limitada en lo militar»

Sharing is caring!

El organismo militar está siendo cuestionado porque no impidió el avance ruso sobre Ucrania. El especialista Andrei Serbin Pont, analiza el futuro de la alianza del Atlántico Norte.

La ofensiva rusa sobre Ucrania expuso la efectividad de la OTAN como mecanismo de seguridad europeo. El organismo militar nacido con vocación defensiva durante la guerra fría se ha mostrado impotente ante la expansión de su principal adversario e insiste en que no desplegará tropas en territorio ucraniano.

Moscú no sólo se garantizó el control de las repúblicas de Lugansk y Donestk sino que concretó una invasión al país en toda la regla, llegando hasta las puertas de Kiev. Una blitzkrieg que expuso como nuca la falta de ejecutividad y reflejos de la alianza atlántica.

LPO consultó al especialista en Defensa y director de investigaciones de CRIES, Andrei Serbin Pont, quien planteó que «los objetivos rusos no están del todo claro en términos políticos. Hay un enfoque fuerte en tomar Kiev y podemos asumir que la operación apunta a una ocupación o a un derrocamiento del gobierno. Quieren amputarle las piernas político y militarmente a Ucrania».

Sobre el rol de la OTAN, Serbin Pont explicó que «está limitada militarmente. Buena parte de Occidente insistirá con sanciones- no tienen muchas alternativas- y creo que, eventualmente con el tiempo, veremos un nuevo enfoque para recuperar capacidades militares y presencia en países con frontera con Rusia y Ucrania»

En ese sentido, el especialista amplió: «El debilitamiento de la OTAN tiene que ver con el fin de la Guerra Fría. Muchos de los países miembros no percibían una gran amenaza con la que lidiar y fueron bajando drásticamente el presupuesto militar sin cumplir con el porcentaje de PBI para invertir en Defensa».

Hay un enfoque fuerte en tomar Kiev y podemos asumir que la operación apunta a una ocupación o a un derrocamiento del gobierno. Quieren amputarle las piernas político y militarmente a Ucrania.

Cabe destacar que durante su presidencia en Estados Unidos, Donald Trump puso en discusión la falta de compromiso de los socios europeos y amenazó con dejar de financiar la OTAN acusando a sus aliados europeos de no cumplir con su parte de aportes para modernizar los ejércitos europeos.

Serbin Pont aseguró que «se viene discutiendo los términos de inversión y se viene poniendo en cuestión el rol de la OTAN en el mundo post Guerra Fría. Ahora con un fortalecimiento ruso, puede volver a tener sentido».

El debilitamiento de la OTAN tiene que ver con el fin de la Guerra Fría. Muchos de los países miembros no percibían una gran amenaza con la que lidiar y fueron bajando drásticamente el presupuesto militar.

«Igualmente, no es una OTAN que pueda intervenir en este contexto particular porque Ucrania, al no ser miembro, se hace difícil hablar de defensa colectiva. Lo que sí debería hacer sonar las alarmas dado que Rusia esta haciendo operaciones militares ofensivas y hay que recuperar las capacidades de defensa para no quedar a la merced de los rusos», añadió.

El artículo 4° del Tratado del Atlántico Norte permite recurrir los miembros de la OTAN que se sientan amenazados por un Estado o por una organización terrorista. Los miembros de la alianza, inician entonces consultas formales, a pedido del socio que lo haya activado.

El mecanismo de consultas fue activado varias veces en la historia de la OTAN. Eso ocurrió por última vez hace un año, cuando murieron soldados turcos en un ataque lanzado desde Siria.

En 2011, la alianza militar también invadió Libia y asesinó a Muammar Gadafi. En ese momento se argumentó que el dictador libio tenía un plan para «masacrar a la población y convertir al país en un estado fallido», argumentos que se han utilizado para calificar un eventual recrudecimiento de la ofensiva rusa sobre Ucrania.

La OTAN viene siendo cuestionada por varios países de Europa e incluso, con excepción de Emmanuel Macron, todos los candidatos competitivos de Francia proponen abandonarla y recuperar la idea de un ejército europeo. Ocurre algo similar que en los debates sobre el Fondo Monetario Internacional y sus dificultades para evitar un default, las estructuras de la post guerra están en una profunda crisis.

Finalmente, Andrei Serbin Pont, señaló que la incursión rusa en Ucrania plantea un «reacomodamiento internacional».

«Las operaciones militares rusas venían siendo pequeñas, disruptivas políticamente pero lejos de tener este impacto. Esto hace que el accionar ruso sea más incierto y a la vez más osado», concluyó.

FUENTE: LPO