miércoles, septiembre 28, 2022

Ecología

ECOLOGÍA: Preocupante disminución del hielo marino de la Antártida

Sharing is caring!

Esta es una situación muy grave, puesto que ello implica que el ciclo de solidificación y derretimiento que tiene el hielo que está flotando alrededor del continente helado y que dependía de las estaciones se está rompiendo. Desde 1979 la situación va a peor y no hay atisbos de mejora.

Preocupante disminución del hielo marino de la Antártida

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Ohio (EE UU) se ha basado en las mediciones del hielo antártico que se realizan desde 1905, algo que está considerado como una característica única del clima antártico. El problema es que, desde 1979 se registra un aumento muy significativo del mismo que podría tener graves implicaciones climáticas y meteorológicas del gran continente helado.

Este estudio se publicó en Nature Climate Change y cuenta con datos y detalles de este tipo de hielo que flota alrededor de la Antártida durante todo el año, que abarcan el último siglo. Hasta ahora solo se contaba con muestras de sedimentos, observaciones de los científicos ‘in situ’ y los pocos datos que proporcionaban las contadas estaciones meteorológicas que hay en el enorme continente. Y dichos datos eran locales o limitados a cierto momento del año.

Pero esta vez se procedió a recopilar todos los datos históricos que pudieran afectar directa o indirectamente al hielo marino antártico, de modo que, el modelo de reconstrucción estadística se basa en una fuerte conexión compartida entre el hielo marino antártico y la variabilidad climática de todo el hemisferio sur, por lo que la visión proporcionada no se limita a estimar un promedio anual, sino que cubre todo el año.

De este modo los científicos han conseguido obtener detalles del hielo marino en cada estación del año, pero también en diferentes regiones de la Antártida, por lo que sus pronósticos son mucho más específicos y certeros. Las conclusiones dieron una estimación completa de qué tanto pudo alejarse del continente antártico dicho hielo marino, a lo largo del Siglo XX.

Grandes cambios

Recién en 1979 se comenzó a hacer un seguimiento satelital del hielo marino, ante la evidencia de que este aumentaba y disminuía, por lo que la idea era encontrar un patrón que les diera la pauta de por qué sucedía este fenómeno. Lo que se comprobó es que, la cantidad aumentaba muy lentamente y que entre 2016 y 2017 hubo una anomalía que hizo que disminuyera, aunque a mediados de 2020 se recuperó un poco, para volver a mermar.

Y si bien hay porciones en el hielo de la zona Occidental de la Antártida que están retrocediendo y afectan directamente a los niveles globales del mar, los cambios en este tipo de hielo no lo hacen, puesto que su cantidad depende de la época del año, ya que desaparece en verano y reaparece en invierno.

Está comprobado que, en los últimos 150 años antes de 1979 hubo un declive, después de este año, un aumento y a partir de 2016 una merma súbita y preocupante que apenas dio muestras de recuperarse volvió a caer. Las causas de estas diferencias no se han establecido aún, pero los científicos creen que van en el buen camino para comprenderlo.

Problemas asociados

Es destacable que, si bien no existe un impacto directo de estos cambios sobre los niveles del mar, sí son fundamentales a la hora de afectar a los ecosistemas de la Antártida. Toda la biota antártica tiene una dependencia directa de la cantidad de hielo que los rodea y que les permite cumplir con sus ciclos de vida.

También la circulación oceánica depende de las variaciones del hielo marino, puesto que, para que las masas de agua se hundan en el océano necesitan tener mayor densidad y menor temperatura, por lo que los cambios que experimente el océano alrededor de la Antártida no solo tienen implicaciones locales, sino que las mismas podrían tener un alcance global.

Fuente: Energías Renovables