Generales, Locales

NECOCHEA: Bromatología decomisó 64 kilos de mercadería de una carnicería local

Sharing is caring!

El comercio no estaba habilitado para la elaboración y venta de chacinados secos. También se retiraron de las góndolas cortes de cordero sin sello y carne que había sido picada el día anterior.

La Dirección de Bromatología e Higiene de la Municipalidad de Necochea procedió a un importante decomiso de mercadería en una carnicería local, por incumplimientos con distintas medidas de seguridad alimenticia que son indispensables para cuidar la salud humana ante el consumo de esos productos.

Luego de la inspección pertinente, personal del área que encabeza el doctor José Luis Orofino retiró de las góndolas 34 kilos de chorizos secos, 15 de carne picada y una cantidad similar de cortes cordero.

Al respecto, el titular de la dependencia que funciona bajo la órbita de la Secretaría de Salud explicó, por un lado, que en Necochea “solo hay dos fábricas habilitadas para la elaboración de chacinados secos”; mientras que, por el otro, los restantes decomisos correspondieron a que los animales a la venta no estaban sellados como regula la ley y que la carne estaba picada desde el día anterior, condiciones que hacen sumamente riesgosa su ingesta.

Cabe señalar que el Código Alimentario Argentino (CAA) es el marco legal para la regulación de la elaboración, transporte y expendio de alimentos, condimentos, bebidas y aditivos en todo el territorio argentino, comprendiendo una serie de leyes que se deben cumplir para que un producto elaborado se comercialice; de lo contrario el alimento no puede ser consumido ya que podría estar adulterado y además ser ilegal.

Entre sus artículos, el compendio define en su capítulo VI que las carnes aptas para la alimentación humana deben contar con control veterinario antes y después de la faena, observando la importancia de conservar las partes selladas de la res, para su posterior inspección. Además, y particularmente en su artículo 255, observa que la carne picada debe prepararse en presencia del interesado, salvo excepciones autorizadas por la autoridad sanitaria competente.