Internacionales

Senadores denuncian a Bolsonaro ante Corte

Sharing is caring!

Un grupo de senadores brasileños entrego hoy al Supremo Tribunal Federal (STF) las acusaciones por crimen de lesa humanidad contra el presidente, Jair Bolsonaro, por su política ante la pandemia del coronavirus que dejó más de 606 mil víctimas fatales.

El mandatario calificó como «payasada» a la Comisión Parlamentaria de Investigaciones (CPI) que el martes aprobó nueve denuncias en su contra.

El senador Randolfe Rodrigues, vicepresidente de la CPI, afirmó que las denuncias del organismo ya «están sobre la mesa» de trabajo del juez ,Alexandre de Moraes, miembro STF.

Además de visitar el STF los congresistas también se trasladaron hasta la Procuraduría General de la República (PGR) donde su titular, Augusto Aras, recibió personalmente las acusaciones contra Bolsonaro, ministros y congresistas que tienen foro privilegiado.

Junto al documento de más de 1,2 mil páginas los parlamentarios presentaron al magistrado Moraes un pedido para que Bolsonaro sea apartado de las redes sociales luego de que la semana pasada afirmara que las vacunas contra el coronavirus pueden causar HIV.

Moraes está a cargo de la «causa de las fake news» en la que es investigado Bolsonaro junto a sus hijos.

Esta semana Facebook, Instagram y Youtube quitaron del aire el video de Bolsonaro, quien cuestiona los antídotos y se opone a la obligatoriedad de la aplicación de los mismos.

Al referir a las afirmaciones de Bolsonaro, el presidente de la CPI, Omar Aziz, dijo que la «presidencia de la República» es una institución encarnada en Bolsonaro y éste no puede afirmar lo que le venga en gana como si «estuviera en un bar tomando una cervecita».

Este miércoles el titular de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, Antonio Barra Torres, aseguró que las vacunas son eficaces ,en implícito desacuerdo con el mandatario.

La CPI de la pandemia aprobó ayer a la noche por 7 votos contra 4 el informe elaborado por el senador, Renan Calheiros, en el que son acusados Bolsonaro, sus tres hijos, y el ministro de Salud, Marcelo Queiroga.

En total fueron denunciadas 2 personas jurídicas y 78 personas físicas, entre ellas el exministro de Salud, general Eduardo Pazuello, y quien fuera su mano derecha, el coronel Elcio Franco.

Por su parte Bolsonaro declaró hoy , «quien tiene un poco de juicio sabe fue una payasada esa CPI de Renan (Calheiros)».

«¿Qué hace de constructivo esa CPI para el país ? ¿Qué hicieron los senadores Renan (Calheiros), (Omar) Aziz y Randolfe en 2020 (durante la pandemia) ?. Si sabían todo sobre la pandemia ¿ por qué no procuraron al presidente, al ministro de Salud para contarle lo que pasaba, en lugar de hacerlo se quedaron en casa de vacaciones ? «, planteó el gobernante.

El grupo de senadores presentó las acusaciones ante el procurador Augusto Ares, un funcionario próximo a Bolsonaro, quien ha sido cuestionado por no dar curso a las imputaciones contra el jefe de Estado.

En rigor si el procurador se desentiende de las imputaciones el caso no prospera.

Ante ello el senador Rodrigues anticipó que en caso de demora los legisladores podrían adoptar una medida extraordinaria y solicitar directamente al STF que tome cartas en el asunto sin aguardar la eventual denuncia de la PGR.

Al respecto Omar Aziz comentó, «hay gente que me dijo ¿acaso la Procuraduría va a encajonar esto?».

Humberto Costa, otro senador de la CPI, dijo hoy que espera que el procurador Aras de curso a las denuncias.

Y acotó que los senadores no se limitarán a las denuncias en la Justicia brasileña, puesto que llevarán el caso al Tribunal Penal Internacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Tanto Costa como Aziz, consideran que para que las causas «prosperen» la clave es contar con el apoyo de la opinión pública.