Internacionales

Algunas vacunas frenan los movimientos entre países

Sharing is caring!

Al día siguiente de que Estados Unidos decidiera relajar las restricciones de viaje a todos los extranjeros totalmente vacunados a partir de noviembre, aún no queda claro con qué vacunas se podrá lograr el ingreso, ya que sólo se aprobaron en ese país Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson, mientras AstraZeneca, ampliamente usada en Europa, o Sinovac, no están autorizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Por ese motivo, el traslado entre países aún persiste con frenos. Tras la decisión del gobierno estadounidense, por una parte, las compañías aéreas celebran tanto la superación de las restricciones que habían sido impuestas por Washington el 14 de marzo de 2020 como las ganancias en la bolsa.

Pero, por la otra, la vida cotidiana de los trabajadores y estudiantes de al menos 33 países readmitidos por el gobierno de Joe Biden queda en la incertidumbre porque, pese a tener una visa de trabajo o estudio, aún no saben si la vacuna con la que fueron inmunizados les permitirá cruzar las fronteras estadounidenses.

La indicación científica al gobierno estadounidense debería llegar en los próximos días de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención (CDC), pero, mientras tanto, según los rumores que circulan en los medios estadounidenses, es probable que quién esté vacunado con AstraZeneca sea admitido.

Y queda en suspenso la situación de los inmunizados con la vacuna china o con la rusa Sputnik V. Quien hizo referencia al tema, abriendo una ventana para los millones de vacunados con la preparación de Oxford, fue el experto en virología e inmunólogo Anthony Fauci.

«Estados Unidos aún no ha decidido si abrir fronteras también a los viajeros vacunados con AstraZeneca del Reino Unido y la Unión Europea», dijo, pero explicó que no cree que haya «motivos para creer que las personas que recibieron AstraZeneca deberían creer que habrá problemas con ellos».

En tanto, en Bruselas, el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer sostuvo: «Creemos que AstraZeneca es una vacuna segura y por esta razón fue autorizada en la UE y por lo tanto desde nuestro punto de vista es obvio que las personas vacunadas con ese suero pueden viajar».

«Pero la decisión recae en Estados Unidos. En los detalles esperamos lo que los estadounidenses revelarán», añadió.
Mientras tanto, en espera de que el organismo federal CDC aclare el significado de las palabras de Jeff Zients, el coordinador de la respuesta al Covid de la Casa Blanca que anunció las entradas sólo para viajeros «completamente vacunados», los expertos y políticos italianos intentan evaluar la situación.

«Digo esto como ciudadano privado, espero que Estados Unidos y el Reino Unido lleguen a un acuerdo para el ingreso en territorio americano de los vacunados con AstraZeneca», comentó Guido Rasi, exdirector de EMA y actual consejero del general Francesco Figliuolo.

«Esto es claramente un discurso político, espero que Estados Unidos y el Reino Unido encuentren una solución para los británicos que viajan a Washington, que también se extenderá a los europeos vacunados con AstraZeneca».

«Después de todo -concluyó- en los últimos años EMA (La agencia de Medicamentos Europea) y la FDA siempre trabajaron bien juntas».

Por su lado, el subsecretario de Salud, Pierpaolo Sileri, consideró que el hecho de que Estados Unidos no permita el ingreso a los vacunados con AstraZeneca es «una regla justa dentro de ciertos límites».

«No creo que Estados Unidos permitirá la entrada de personas vacunadas con Astrazeneca, como hacemos en Italia con las personas que se vacunaron con dosis no reconocidas por la EMA. Por ejemplo, Sputnik no está reconocida en Italia». (ANSA).