Ecología, Locales, Política

Abrazo al bosque en movimiento

Sharing is caring!

La bicicleteada como abrazo simbólico en movimiento emerge como una necesidad de generar encuentro y alegría, y de enfocar como comunidad sobre el valor de tener un bosque en la ciudad y la importancia de cuidar de él, protegerlo y actuar hacia su preservación.

Se consolida como la primera acción formal de Bosque y Comunidad, un movimiento que activa acciones hacia la construcción de nuevos mundos posibles.

Hace meses venimos trabajando en ella. Luego de la primera acción que fue «TOMAR LA VOZ Y LA PALABRA», una jornada con impresión de estampas y micrófono abierto – sucedido a partir del alambrado de un gran sector de bosque por parte del Club Villa del Parque-, detectamos desde la Asamblea en Defensa de los Espacios Comunes, la necesidad de nuevas acciones para revitalizar a la comunidad, y acompañar y fortalecer la ardua labor que vienen haciendo incansablemente las organizaciones socio ambientales.

Compartimos nuestra cuenta de Instagram @bosque.y.comunidad, en red con múltiples plataformas de diversos territorios que comparten experiencias y saberes en resonancia con la nuestra.

Convocamos a una bicicleteada en el perímetro de nuestro bosque el sábado 18 de septiembre. La convocatoria es a las 15hs en el jardín detrás del Museo Histórico Regional.

Se trata de un abrazo simbólico en movimiento, una actividad celebratoria con la intención de generar alegría, apropiación y reconocimiento de la extensión de un espacio natural que es público, el Parque Miguel Lillo, reivindicado como un bosque protector.

La bicicleteada es una acción festiva, la misma incluye un circuito más pequeño para que quienes por diversos motivos no puedan sumarse al recorrido perimetral, puedan también ser parte.

La bicicleteada viene acompañada por una ACCIÓN: una invitación a la creación colectiva de banderines estampados con sellos, hechos por la comunidad y con materiales reutilizados, y una serie de actividades satélite alrededor de ella.

Se propone enteramente como una actividad de participación activa y consciente de unidad con la Tierra que habitamos.

Convocamos 15hs. Se prevé salir a las 15.30hs.

El recorrido dura aproximadamente dos horas.

El circuito pequeño, sale alrededor de las 17hs, para unir recorrido con las bicis que regresan de dar toda la vuelta, y volver al jardín detrás del Museo a compartir un festival con micrófono abierto, estampas e intervenciones.

Sellos y banderines

Encontramos una forma de creación colectiva, con el propósito de generar el impacto del símbolo y el salto de lo individual a lo común, invitando a la comunidad a hacer sellos de árboles y todo lo que consideremos que habita en un bosque.

Utilizando materiales desechados o en desuso -pues estamos involucradas con el compromiso de cuidado y recuperación del medio ambiente, y el aprovechamiento y reutilización de los desechos, haremos una composición colectiva de árboles -muchos árboles hacen un bosque-, y flora y fauna que habita en él.

Para estamparlos en tela (también reutilizada) y crear banderines que flamearán durante la bicicleteada, en ramas atadas a las bicis, con tiras de caucho reciclado

La actividad puede replicarse en hogares y talleres de arte.

La convocatoria para la creación colectiva es miércoles y jueves, en el Centro Cultural Necochea (CCN-BP AF),  de 15 a 18hs. consultas por Ig a @bosque.y .comunidad o a 2262532346 / 1 138253770

¿Por qué comenzamos a llamar bosque al espacio conocido como parque?

En Necochea, gozamos de la presencia de un bosque protector para el disfrute y recreación de la comunidad que aquí habita, flora y fauna que vive en él y visitantes que eligen este lugar para descansar y conectar con la Naturaleza.

Los bosques son ecosistemas caracterizados por su presencia en diversas regiones del mundo.

Estos biomas son reconocidos porque poseen un valor ecológico y ambiental relacionado a la biodiversidad que implican.

En esta categoría se incluyen masas boscosas naturales y otras plantadas (como el nuestro) que con los años han co-evolucionado con el entorno natural y humano pasando a ser con el tiempo, parte de la identidad que caracteriza a una comunidad.

Este es el caso de nuestro bosque, cuya función primera de bosque protector, -para reservorio de agua dulce, cuidado del suelo y fijación de un médano-, ha cobrado aún más valor e importancia en el presente histórico de colapso ambiental en el que vivimos.

No sólo protege y da una experiencia de vida en conexión con la Naturaleza que es un tesoro, sino que pertenece a los bosques -grandes y pequeños- del Planeta, que es vital cuidar, restaurar y proteger.

CONOCER NOS PERMITE VALORAR Y CUIDAR

BOSQUE Y COMUNIDAD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *