Destacadas, Generales, Locales

Más de 11 mil camiones varados por el bloqueo al puerto de Bahía Blanca

Sharing is caring!

Esta semana se acumularon más de 11.000 camiones y 40 buques varados en los ingresos a la terminal bonaerense. La medida de fuerza pone en riesgo el ingreso de UDS 400 millones. Denuncia.

Un grupo de transportistas autoconvocados, sin representación gremial mantienen bloqueado desde el viernes de la semana pasada los ingresos y egresos al puerto de Bahía Blanca, en reclamo de un aumento de tarifas a los productores agropecuarios de la zona.

La protesta generó un caos logístico con más de 11.000 camiones que esperan poder despachar mercadería por esa terminal portuaria del sur de la provincia de Buenos Aires. También se cuentan unos 40 buques varados esperando poder cargar y exportar productos agroindustriales.

Esta medida es absolutamente ilegal. Somos víctimas de un conflicto ajeno donde un grupo de camioneros no agremiados impiden que los demás camioneros ingresen a los puertos. Es una extorsión bloquear el ingreso de mercadería, no sólo para la producción, sino también para el Gobierno que necesita la liquidación de divisas.

La protesta generó un caos logístico con más de 11.000 camiones que esperan poder despachar mercadería por esa terminal portuaria del sur de la provincia de Buenos Aires. También se cuentan unos 40 buques varados esperando poder cargar y exportar productos agroindustriales.

Como en el Canal de Suez, un barco encalló en el Río de la Plata y bloquea el comercio internacional argentino

LPO accedió a la denuncia penal que presentó este miércoles el gerente general del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca, Federico Franchini, por presunta comisión del delito de «interrupción del flujo de transporte por tierra de mercaderías» y «entorpecimiento del tránsito».

Una acción que fue respaldada por el director ejecutivo de CIARA-CEC, Gustavo Idígoras. «Esta medida es absolutamente ilegal. Somos víctimas de un conflicto ajeno donde un grupo de camioneros no agremiados impiden que los demás camioneros ingresen a los puertos», dijo.

«Es una extorsión bloquear el ingreso de mercadería, no sólo para la producción, sino también para el Gobierno que necesita la liquidación de divisas», indicó Idígoras. En julio pasado el sector agroindustrial liquidó una suma récord superior a los 3500 millones de dólares.

Esta medida es absolutamente ilegal. Somos víctimas de un conflicto ajeno donde un grupo de camioneros no agremiados impiden que los demás camioneros ingresen a los puertos. Es una extorsión bloquear el ingreso de mercadería, no sólo para la producción, sino también para el Gobierno que necesita la liquidación de divisas.

Los analistas estiman que el bloqueo de los autoconvocados ya generó pérdidas por 400 millones de dólares en el ingreso de divisas al país. En los primeros siete meses del año la liquidación de dólares del sector asciende 20.179 millones de dólares y podría ser récord en 2021.

El conflicto con los transportistas de granos comenzó el viernes pasado y, en principio, se extendería por 48 horas incluyendo también a los puertos de Quequén y Necochea. Si bien esas dos terminales ya están operando normalmente, ahora el bloqueo involucra sólo a Bahía Blanca.

Gustavo Idigoras, director ejecutivo de Ciara-CEC.

El tema es que los puertos del sur bonaerense hoy resultan claves para las exportaciones argentinas dada la imposibilidad de descargar mercadería a las terminales del Gran Rosario. La bajante del río Paraná es tan pronunciada que está generando un considerable aumento de costos logísticos.

«Reclamamos que las autoridades intervengan para levantar el bloqueo. Hay que garantizar la libre circulación del principal puerto de exportación del país frente a la emergencia hídrica del río Paraná», señaló el presidente de CIARA-CEC (que nuclea a las principales agroexportadoras).

Los puertos del sur bonaerense hoy resultan claves para las exportaciones argentinas dada la imposibilidad de descargar mercadería a las terminales del Gran Rosario. La bajante del río Paraná es tan pronunciada que está generando un considerable aumento de costos logísticos.

Uno de los problemas que atraviesan los productores es que algunos transportistas no están aceptando trabajos por temor a eventuales represalias de los autoconvocados. Esta situación genera trabas en las operaciones del mercado de granos local donde se resienten las ventas.

En este contexto, la Cámara de Puertos Privados también adhirió al pedido de una «urgente solución» al bloqueo en el puerto de Bahía Blanca. La entidad empresarial advirtió este miércoles que la medida «pone en riesgo el cumplimiento de contratos con el exterior».