Locales, Salud

Triquinosis

Sharing is caring!

Desde el área de Bromatología e Higiene indicaron que ya se tomaron cartas en el asunto y que cuando en el establecimiento se encuentran más animales infectados, no siendo este el caso, lo que se realiza es una faena sanitaria para que no se propague la enfermedad, señaló su titular, José Luis Orofino.

En los últimos días, la Dirección de Bromatología e Higiene de la Municipalidad de Necochea informó sobre un caso positivo de triquina detectado en un animal que fue analizado en un instituto privado y, aunque la situación está controlada, quisieron informar a la comunidad acerca de los recaudos para evitar contraer esta enfermedad parasitaria.

“Esta es la fecha exacta en la que comienzan las facturaciones de cerdos” y “por más que estén bien criados, tienen alta posibilidad de que tengan este parásito, que es una zoonosis que trae problemas al ser humano, por su consumo, por medio de chacinados secos que no entran en cocción”, afirmó.

En cuanto a los recaudos a tomar, especificó que la carne de cerdo y sus productos derivados (embutidos y salazones) deben estar faenados y/o elaborados por establecimientos autorizados, que se debe prestar atención al rótulo de los productos -indican sobre el nombre, datos y habilitación del establecimiento-, evitar “confiar en la venta ambulante”, excepto que se tenga certeza de que los animales fueron analizados y resultaron negativos, y cocinar la carne fresca hasta que desaparezcan los jugos rosados.

Sobre el accionar del espacio de la comuna, el médico veterinario reveló que “cuando aparece un caso positivo, lo que hacemos es ir al lugar donde se produjo el problema y, si no hay más cantidad de cerdos, automáticamente, se termina nuestra labor”, como ocurrió en esta oportunidad.

En el caso contrario, cuando los animales infectados son muchos, lo que se realiza es una faena sanitaria, una matanza controlada para que no se propague la enfermedad, que se realiza en concordancia con SENASA, debiendo el establecimiento “desratizar e higienizar” todas las instalaciones, para poder retomar las actividades luego del paso de un año.