Opinión

Economías en el centro de atención financiera en 2021

Sharing is caring!

imagen

Por IMFBlog

A lo largo de 2020 y hasta 2021, el sistema financiero mundial resistió los efectos de la pandemia mundial y los bloqueos económicos debido a un apoyo político sin precedentes.

Los sistemas financieros sólidos que están bien regulados y bien supervisados ​​ayudan a mantener la estabilidad financiera. Pero al igual que un motor bien calibrado en un automóvil, el mantenimiento es clave.

Cada año, el FMI echa un vistazo bajo el capó de determinadas economías, lo que ayuda a desenmascarar vulnerabilidades que podrían presentar problemas mayores en el futuro.

El Programa de Evaluación del Sector Financiero , o «FSAP», como se le conoce ampliamente, ayuda a evaluar las vulnerabilidades financieras y hace que los sistemas financieros sean más fuertes y estén en mejores condiciones de resistir eventos adversos.

El FMI considera las características específicas de los países de los sistemas financieros y adapta su análisis a las necesidades de cada miembro que participa en el programa.

Las evaluaciones de las economías avanzadas las realiza solo el FMI, mientras que las de otras economías suelen llevarse a cabo conjuntamente con el Banco Mundial. El Directorio Ejecutivo del FMI pronto llevará a cabo una revisión periódica del PASF.

En 2021, el FMI planea evaluar la estabilidad de seis sistemas financieros. Dos evaluaciones cubren economías con grandes sistemas financieros (Reino Unido, RAE de Hong Kong). Los cuatro restantes se centran en las economías de mercados emergentes (Chile, Filipinas, Sudáfrica) y de frontera (Georgia).

Para las economías con sistemas financieros grandes y de importancia sistémica, es obligatorio someterse a evaluaciones de estabilidad financiera cada cinco años. Para otros, las evaluaciones se realizan a solicitud de sus gobiernos.

Las evaluaciones del PESF de 2021 incluyen lo siguiente:

Chile presenta mercados locales muy grandes y profundos en comparación con otras economías de tamaño y nivel de desarrollo similares.

La evaluación se enfocará en la resiliencia del sistema financiero, que exhibe un alto nivel de interconexión entre bancos, fondos mutuos, fondos de pensiones y compañías de seguros, particularmente a la luz de los shocks económicos que se experimentaron en el cuarto trimestre de 2019 y durante la pandemia.

También examinará la efectividad de la supervisión bancaria, de seguros y del mercado financiero luego de la reorganización y consolidación de la estructura regulatoria, con énfasis en la coordinación de políticas macroprudenciales, el cierre de brechas regulatorias y medidas de indulgencia relacionadas con COVID.

La RAE de Hong Kong es una economía pequeña y abierta y un importante centro financiero internacional. El FSAP evaluará los vínculos intersectoriales y transfronterizos del sector financiero, en vista de los vínculos extensos con China continental, las valoraciones de bienes raíces extendidas y la exposición a cambios en el mercado global y el sentimiento de riesgo interno.

La evaluación revisará los marcos regulatorios y de supervisión para los desarrollos de tecnología financiera, además de evaluaciones regulares de riesgo y regulación de los mercados bancarios, de valores y de seguros, así como una revisión de los acuerdos de gestión de crisis y los marcos macroprudenciales. Además, habrá una evaluación detallada de los pagos y las infraestructuras del mercado financiero.

Georgia es una economía pequeña y abierta con un sector financiero de tamaño moderado compuesto casi en su totalidad por bancos. El sistema bancario está relativamente concentrado y altamente dolarizado tanto en depósitos como en préstamos, lo que genera mayores riesgos crediticios por parte de prestatarios no cubiertos de préstamos bancarios en moneda extranjera en caso de depreciación de la moneda.

En este contexto, el FSAP se centrará en los riesgos de solvencia y liquidez de los bancos y llevará a cabo evaluaciones de la supervisión bancaria, la política macroprudencial (especialmente en lo que respecta a los riesgos de la dolarización financiera) y las redes de seguridad financiera, incluida la resolución bancaria y el seguro de depósitos.

El Banco Mundial también examinará la competencia del sector financiero, evaluará la supervisión de los mercados y los sistemas de pagos y proporcionará orientación para el desarrollo de los mercados de capital y el acceso a la financiación para las pequeñas y medianas empresas.

La evaluación de Filipinas s simplemente se concluyó en marzo de 2021. El país se está recuperando de los efectos de COVID-19. Los bancos dominan el sistema financiero y entraron en la pandemia con reservas sólidas de capital y liquidez.

Sin embargo, están estrechamente interconectados con las sociedades no financieras donde los analistas de mercado pronostican importantes shocks en las ganancias, especialmente en las industrias minorista, turística, de transporte y de la construcción.

Mientras se recupera, la economía también es vulnerable a los riesgos físicos del cambio climático debido a su posición geográfica. La evaluación de riesgos examinó la capacidad de recuperación de los bancos frente a los impactos del COVID-19 y los riesgos físicos (tifones) y su interconexión con las empresas no financieras.

La evaluación también evaluó la supervisión bancaria, la política macroprudencial y los acuerdos de redes de seguridad. El Banco Mundial investigó cuestiones de supervisión y desarrollo de aseguradoras, sistemas de pago, mercados de capitales e informes crediticios, así como la supervisión de riesgos ambientales y de cambio climático y la profundización de los mercados para el crecimiento ecológico.

Sudáfrica alberga el sector financiero más grande de África, con grandes grupos bancarios transfronterizos y un sector de seguros y fondos de inversión bien desarrollado.

La evaluación examinará la fortaleza del sector financiero en un entorno difícil de crecimiento moderado y grandes déficits fiscales (exacerbados por una posición financiera débil de las empresas estatales y el impacto económico y de salud en curso de COVID). La importancia de los flujos de capital para el sector financiero sustentará el análisis de “flujos de capital en riesgo”, así como la evaluación de la gestión sistémica de liquidez y la política macroprudencial.

La evaluación también examinará los mercados bancarios, de seguros y de valores; supervisión de pensiones y riesgo cibernético; manejo y resolución de crisis; fintech; Inclusión financiera; riesgo climático; y desarrollo de los mercados de capitales.

El Reino Unido es uno de los sistemas financieros más complejos y abiertos del mundo, que alberga varias entidades sistémicas a nivel mundial y un gran sector financiero nacional.

El FSAP 2021 se llevará a cabo durante un período macrofinanciero desafiante: si bien las instituciones del Reino Unido han demostrado ser resistentes a la fuerte contracción económica de la pandemia, podría haber cicatrices que desafíen las perspectivas de rentabilidad del sistema financiero.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea dará lugar a cambios estructurales. Y hay nuevos desarrollos, como la creciente participación de las finanzas basadas en el mercado, la adopción de nuevas tecnologías y la creciente importancia del cambio climático y los riesgos cibernéticos, que merecen atención. El FSAP examinará los riesgos en estas áreas y evaluará la idoneidad del marco de supervisión para salvaguardar la estabilidad financiera.