Sharing is caring!

El exministro de Salud del gobierno de Jair Bolsonaro, Luiz Henrique Mandetta, afirmó que el mandatario adoptó una política descuidada frente al coronavirus, sabiendo que esto costaría la vida de un buen número de personas.

El médico Mandetta fue ministro de Salud entre enero de 2019 y abril pasado, cuando Bolsonaro lo despidió debido una serie de diferencias sobre las medidas frente a la pandemia.

El mandatario negó la gravedad de la dolencia, se opuso al aislamiento social y recomendó el consumo de hidroxicloroquina.

Bolsonaro «hizo una opción política consciente que puso en riesgo la vida de las personas, fue algo consciente, no tengan dudas», declaró Mandetta en una entrevista concedida a la TV Cultura de San Pablo el lunes a la noche.

Antes de dejar el ministerio Mandetta cuestionó la ingesta de la hidroxicloroquina, pero el presidente rechazó las objeciones y recibió millones de dosis donadas por su colega norteamericano Donald Trump.

Brasil es el segundo país del mundo en el número de muertos por la pandemia, con 150.709 víctimas, mientras los infectados suman 5.101.603, según los últimos datos de los gobiernos estaduales.

El exministro Mandetta afirmó que la recomendación de la hidroxicloroquina fue «muy bien diseñada para ser utilizada de forma política» por parte de Bolsonaro.

«Se habla de la cloroquina y del virus chino, y se le echa la culpa a China, y se habla mal de la OMS (Organización Mundial de la Salud) «, como parte de una estrategia política y de desinformación, opinó el exministro que luego de ser aliado de Bolsonaro hoy es un opositor al gobierno.

Mandetta también criticó al actual titular de Salud, el general Eduardo Pazuello.

En ese sentido Mandetta declaró que «una de las primeras medidas del ministro militar (Pazuello) fue anunciar que no iba a dar más números» de la pandemia. (ANSA).