Generales, Locales

Adulteraban permisos de viaje desde Necochea a Mar del Plata

Sharing is caring!

La banda estaba vinculada a una remisería que realizaba viajes a Mar de Plata, pero ocultaba otros destinos como el Gran Buenos Aires y Caba.

Por orden del Juzgado Federal de Primera Instancia de Necochea a cargo de Bernardo Daniel Bibel, la Policía Federal Argentina realizó dos allanamientos que permitieron imputar a un grupo de personas que se dedicaba a la adulteración de permisos de viaje excepcionales que violaban el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional.

La causa se originó tras una denuncia de las autoridades municipales que advertían que una remisería de esa localidad balnearia realizaba maniobras evasivas a los controles que el municipio lleva a cabo en los ingresos a Necochea.

Según lograron establecer los agentes de la Subdelegación Necochea de la PFA, cuatro varones y una mujer tramitaban permisos para realizar viajes hacia Mar del Plata, cuando, en realidad, ocultaban viajes hacia el Gran Buenos Aires y otros puntos del país. Este engaño a las autoridades implicó el incremento del riesgo de circulación comunitaria del Covid-19.

A su vez, desde la remisería, ofrecían falsas Declaraciones Juradas para que los pasajeros obtuvieran permisos de circulación.

Durante los allanamientos, los miembros de la PFA secuestraron varios teléfonos celulares, notebooks, tablets, CPUs y otros elementos de interés para la causa.

Por el hecho se notificó del inicio de una causa por violación de las medidas contra la propagación de enfermedades contagiosas y peligrosas.

La remisera quedó clausurada y ahora estaría en manos de la Justicia Federal la base de datos de viajes realizados por la agencia.

La denuncia fue radicada en la DDI de Necochea por las autoridades municipales, donde dan cuenta que la empresa ALEMAR realizaba maniobras evasivas al momento de los controles mostrando permisos de circulación a Mar del Plata, cuando en realidad los trayectos tenían como destino el AMBA.

La cusa fue caratulada como “Violación de medidas contra propagación pandemia” correspondiente al Artículo 205 del Código Penal que indica “prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.