Sharing is caring!

Lo comunicaron los principales distribuidores a sus clientes «hasta nuevo aviso». La falta de insumos importados afectaría la siembra de trigo.

En las últimas horas los principales distribuidores de fertilizantes comunicaron a sus clientes que suspenden las ventas de fertilizantes debido a las nuevas restricciones al acceso del mercado de cambios dispuestas anoche por el Banco Central (BCRA).

«Por la nueva reglamentación del BCRA para el acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones suspendemos las ventas hasta nuevo aviso», indica el mensaje que envió este viernes una importante compañía de capitales nacionales a sus clientes.

«Sólo despacharemos ventas concretadas con anterioridad que no estén vencidas. Los mantendremos informados de cómo evoluciona el tema», explica el comunicado al que accedió LPO revelando, de alguna manera, la incertidumbre que reina en el sector.

El dato es que las medidas del BCRA -que preside Miguel Pesce- podrían complicar la dinámica de la siembra de trigo 2020/21 que acaba de comenzar y, hasta el momento, está prevista en un récord histórico de 6,6 millones de hectáreas en todo el país.

Los especialistas advierten además que, en caso de que las restricciones para comprar fertilizantes se extiendan en el tiempo, se pondrían en riesgo los rendimientos del trigo y, en consecuencia, la cosecha récord estimada en más de 20 millones de toneladas.

En la zona núcleo pampeana -sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires- se sembraron 500.000 hectáreas de trigo (un 28% del área). «La necesidad de aprovechar al máximo la humedad adelanta la siembra», sostuvo la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Cabe destacar que la Argentina importa la totalidad del fertilizante fosforado que se utiliza para sembrar trigo. En los primeros cuatro meses del año, según datos del INDEC, nuestro país también compró en el exterior 81.000 toneladas de urea granulada.

En varios grupos de WhatsApp de productores agropecuarios hubo un alto grado de preocupación este viernes por la disponibilidad de dólares del BCRA que llevó a nuevas medidas restrictivas a importadores, según pudo relevar la Agencia String Agro.

A otro ámbito agroindustrial que complica el «cepo reforzado» del Central es al rubro de maquinaria agrícola. Este sector, que registró caídas en el primer trimestre del año, adquiere en el exterior insumos, piezas y dispositivos que no se fabrican en el país.

En enero/marzo de este año, según datos oficiales, las ventas de «cosechadoras» se derrumbaron un 22,9%; las de «tractores» registraron una baja del 8,4%; las de «sembradoras» bajaron un 2,1%; y las de «implementos agrícolas» cayeron 6,8%.