Sharing is caring!

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, estuvo al frente de la simulada sesión, que contó con unos 50 diputados presentes y unos 150 conectados en forma remota a través de dispositivos informáticos.

El simulacro de sesión mixta –presencial y telemática- realizado hoy en la Cámara de Diputados de la Nación permitió avanzar en la puesta a punto del sistema de cara al primer plenario de la historia mediante esa modalidad, que se realizaría el próximo sábado con un temario relacionado con situaciones derivadas de la pandemia del coronavirus.

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, estuvo al frente de la simulada sesión, que contó con unos 50 diputados presentes y unos 150 conectados en forma remota a través de dispositivos informáticos.

Para probar el sistema se puso a consideración la capacitación de la denominada ‘Ley Micaela’, de perspectiva de género, con exposiciones previas de la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, presente en el recinto, y de la presidenta del CONICET, Ana María Franchi, quien expuso por videoconferencia.

Al término de la sesión de dos horas y media, y tras haberse registrado algunas dificultades con el ‘logueo’ de seguridad de varios diputados que trabajaban en forma remota, se decidió continuar con las pruebas -en forma privada entre mañana y el viernes- y reprogramar para el sábado la sesión que inicialmente estaba pensada para mañana, explicaron fuentes parlamentarias.

Los casi 50 diputados que se encontraban en sus bancas lo hicieron manteniendo el distanciamiento recomendado -con dos o tres bancas vacías mediante- y con barbijos; en tanto que en el fondo se recinto se ubicaron las pantallas Led que mostraban las imágenes de los legisladores que estaban conectados desde sus casas.

Al dar inicio a la prueba, Massa agradeció el trabajo «del personal de la Cámara que posibilitó la puesta en funcionamiento del sistema» y destacó «la madurez de trabajar para darle soluciones a los argentinos» en el contexto de la pandemia del Covid-19.

Remarcó también el trabajo previo realizado en forma virtual, «donde 15 ministros, cinco secretarios de Estado y más de 227 diputados trabajaron alrededor de temas centrales como el transporte, las repatriaciones y distintas herramientas que puso el Poder Ejecutivo a disposición en el marco de la emergencia sanitaria».

«Además, la videoconferencia que tuvo el presidente Alberto Fernández con los presidentes de bloque muestra la voluntad del Presidente de escuchar a todos y tratar de trabajar en conjunto en el marco de la pandemia, que es lo que esperan todos los argentinos», agregó.

Añadió que «viene un tiempo en el que pido paciencia, que eliminemos las desconfianzas y trabajemos todos juntos en el aprendizaje de esta nueva herramienta, que demuestra la madurez de trabajar para darle soluciones a los argentinos de manera presencial cuando el contexto lo permite, y de manera remota cuando el contexto no lo permite».

Durante la prueba, Massa pidió que los diputados hicieran uso de la palabra para probar sus conexiones, sobre todo en aquellos que podrían presentar algún grado de dificultad.

La inexperiencia se notó en algunos diputados que mantenían los micrófonos abiertos, o en el caso de la diputada macrista Silvia Lospenatto, que cuando hizo su discurso se olvidó de prender su cámara.

Al momento de pedirles que se identificaran, Massa advirtió cierta confusión en varios de sus pares, por lo que les pidió que «no se estresen, tenemos que estresar al sistema hasta que fluya naturalmente».

«El sistema para escuchar y expresarse, así como el que marca las presencias funcionan bien. Pero para la utilización de los instrumentos de cada una de las prestaciones necesitamos que los diputados tengan más capacitación», diagnóstico Massa.

Sin embargo, desde Juntos por el Cambio, con informes de su equipo de informáticos, aseguraban que «no es un problema de capacitación, sino se cayó el sistema porque no soportó la cantidad de demanda al mismo tiempo» cuando todos los diputados intentaron ‘loguearse’ simultáneamente para votar.

En busca de la puesta a punto definitiva, y para trabajar en la familiarización de los diputados con el sistema, se acordó hacer pruebas privadas con cada uno entre mañana y el viernes, con el objetivo de poder sesionar el sábado por la mañana.

En tanto, los presidentes de bloque buscarán definir en las próximas horas el temario de esa primera sesión, que incluiría un proyecto sobre recetas digitales; la iniciativa del gobierno sobre Economía del Conocimiento y el cambio en un artículo de la Ley de Educación.