Economía, Nacionales

#LosBancosPueden #PrestamosATasa0

Sharing is caring!

En Argentina los bancos ganaron 486 mil millones de pesos durante los dos últimos años. No lo hicieron prestando dinero a la producción y a los miles de potenciales clientes. Esa ganancia surgió mayoritariamente de operaciones de pase con el BCRA, a la tenencia y venta de diferentes instrumentos de intermediación financiera y a la elevada tasa de interés que cobran a sus clientes. Además, gozan de una elevada liquidez y una muy baja morosidad de sus préstamos a empresas y familias.

SE DESTACA, TAMBIÉN, QUE EN EL EJERCICIO 2019 EL PROMEDIO DE GANANCIAS DE LOS BANCOS PRIVADOS SE UBICÓ EN $15.500 MILLONES Y DE LOS BANCOS PÚBLICOS FUE DE $2.500 MILLONES, PRECISAMENTE PORQUE FUERON ESTAS ÚLTIMAS ENTIDADES LAS QUE SOCORRIERON A LA PRODUCCIÓN. ESTO DESNUDA UNA REALIDAD INDUBITADA: LA INTERMEDIACIÓN FINANCIERA FUE LA ACTIVIDAD QUE MÁS GANÓ EN NUESTRO PAÍS A PESAR DE QUE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA SE REDUJO A NIVELES MUY BAJOS.

POR SU INDUDABLE FORTALEZA FINANCIERA Y DE ASCENDENTES NIVELES DE GANANCIAS EN LA ÚLTIMA DÉCADA ES QUE SOSTENEMOS QUE LOS BANCOS DEBEN APORTAR UNA INYECCIÓN DE DINERO QUE PERMITA EL PAGO DE SALARIOS DE MILLONES DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS A TRAVÉS DE PRÉSTAMOS A TASA CERO DURANTE LOS PRÓXIMOS DOS MESES.

Esto permitirá que el esfuerzo realizado por todo el Pueblo argentino en su lucha colectiva contra la pandemia no sea devorado por la falta de recursos económicos y que millones de compatriotas puedan hacer frente a sus necesidades básicas y al pago de obligaciones y servicios, que el Estado no se paralice por falta de recursos y que algunos empresarios destierren la excusa de ausencia de fondos para mantener las fuentes de trabajo.

No es un regalo. Las empresas deberán devolver dichos préstamos a la salida de la actual crisis. Quienes sostenemos a las entidades bancarias somos los millones de trabajadores y trabajadoras que depositamos nuestros sueldos e ingresos mensuales y convivimos con tasas usurarias de interés de nuestras tarjetas de crédito y cientos de miles de empresas de diferente escala que redoblan la apuesta por vivir en este país a pesar de los reiterados fracasos económicos.

Ahora, les toca a los bancos.

Los Bancos Pueden.