lunes, marzo 04, 2024

Justicia, Nacionales

Ramos Padilla rechazó nulidad contra informe de la CPM

Sharing is caring!

El juez federal de Dolores defendió la actividad del organismo de derechos humanos provincial en relación con el periodista de Clarín.

Asegura que no se analizaron sus notas periodísticas sino sus vinculaciones y actuaciones con el falso abogado Marcelo D´Alessio.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, rechazó el planteo de nulidad realizado por el periodista Daniel Santoro contra el informe de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), que preside el premio Nóbel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, que evaluó documentación obtenida de computadoras y celulares del falso abogado Marcelo D’alessio.

El magistrado consideró que «en ningún momento se ordenó a la CPM evaluar el contenido de notas periodísticas; más aún, de la simple lectura del informe presentado se desprende que dicho organismo no evaluó el contenido de ninguna nota periodística»

«Difícilmente pueda causar agravio alguno una sistematización y descripción de la prueba -que se limita a realizar ciertos cotejos específicos- que ni siquiera resulta vinculante para el Tribunal. En cuanto a la falta de control alegada sobre lo realizado por la Comisión, ello resulta una simple ficción que la defensa no explica. Los archivos que encuentra en los dispositivos de D’Alessio, indica su localización y los describe», añadió Ramos Padilla.

El juez realzó que Santoro es el único periodista imputado en la causa, pese a que D’Alessio tenía vínculos con muchos otros, la mayoría de los cuales declararon ya como testigos en la causa.

«Se les ha recibido declaración como testigos a importantes trabajadores de los medios de prensa como Rolando Graña, Alejandro Fantino, Romina Manguel, Luis Gasulla, Gabriel Iezzi, Rodrigo Alegre, Eduardo Feinmann, entre otros; y sus testimonios han sido de enorme utilidad para reconstruir el modo de actuar de la asociación ilícita y la manera en que utilizaba a la prensa para hacer pública información que dicha organización obtenía o producía con métodos ilegales», explicó.

Además, consideró que «la mención de dichos periodistas en el informe no implica ningún tipo de responsabilidad penal respecto de éstos, y por el contrario, puede constituir una muestra del modo en que la organización criminal buscaba fomentar y utilizar sus vínculos con los medios de prensa para llevar a cabo y consolidar sus operaciones, aún sin ningún tipo de conocimiento o participación de los periodistas».

Ramos Padilla sostuvo que «el vínculo entre D’Alessio y Santoro -insistió Ramos Padilla- superaba el de un periodista con una fuente, y, por el contrario, implicaba el diseño y ejecución de diversos planes y actividades ilícitas en forma conjunta».

En una defensa del organismo provincial, aseguró que «una simple lectura de ese informe evidencia que no se analiza allí ninguna nota periodística, mucho menos su contenido, ni tampoco se evalúa la labor de ningún profesional del periodismo. La CPM es un organismo público y autárquico, independiente de cualquier gobierno y partido político».

También recordó que «ha sido auxiliar de la justicia en numerosos casos de gran relevancia pública después de recuperada la democracia (Kosteki y Santillán, AMIA, La Tablada, el secuestro y asesinato de Andrés Núñez, entre muchos otros)».