Sharing is caring!

EPA/MARCELO SAYAO

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se manifestó contra el cultivo de marihuana para uso medicinal, a pesar de que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) respalda la iniciativa y ya autorizó la importación de medicamentos a base de cannabis.

Bolsonaro respaldó al ministro de la Ciudadanía, Osmar Terra, quien propuso cerrar la agencia estatal Anvisa a raíz de sus iniciativas sobre la marihuana.

«Osmar Terra trata de este tema, yo estoy junto a él en ese tema de la marihuana, él dijo que (Anvisa, NDR) abre las puertas a la plantación de marihuana en las casas…además él (por Terra, NDR) es médico», declaró el mandatario.

«La decisión de Anvisa no es mi decisión», remató Bolsonaro al hablar con periodistas este jueves.

El titular de Anvisa, William Dib, declaró que la agencia no está a favor del consumo recreativo de la marihuana pero sí del medicinal y por ello ya autorizó la importación de canabidiol, recetado para ciertas dolencias.

Dib informó que la agencia inició una consulta pública, divulgada a través del Diario Oficial de la Unión, sobre la posibilidad de que empresas privadas produzcan marihuana con control estricto del Estado y sobre la legalización de medicamentos a base de esa planta.

Alrededor de 20 empresas, entre ellas estadounidenses, canadienses e israelíes, solicitaron informaciones a Anvisa interesadas en financiar plantíos en Brasil.

Dib dijo que «el uso de drogas (de forma recreativa) tiene consecuencias negativas para la salud física y psíquica, pero no hay ningún riesgo en el uso de la cannabis medicinal». Por su parte ministro Osmar Terra sostuvo ,en entrevista al diario Folha de San Pablo, que la iniciativa de Anvisa es «el primer paso para la legalización de la marihuana en Brasil».

Ayer, el gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witztel, anunció la prohibición de una protesta a favor del consumo de cannbis en las playas, que sus organizadores denominaron «mariguanazo», pero que se vieron obligados a suspender. «Ese mariguanazo (maconhaco, en portugués) ya llegó a mi conocimiento, actos que causen desorden no serán autorizados», afirmó el gobernador y exjuez Witzer, del Partido Social Liberal (PSL) de Brasil.

El gobernador fue electo en los comicios del año pasado donde su plataforma de campaña hizo eje en la «guerra» al crimen organizado.

El martes Witzel había anunciado que iba a detener las manifestaciones en favor del consumo de marihuana en las playas. «A quien esté fumando marihuana, lo voy a detener», avisó.

«Quien consume drogas en las playas comete un delito, aunque la pena prevista en la ley antidrogas ya no sea la privación de la libertad, quien fume marihuana o consuma otro psicotrópico tiene que ser llevado a la comisaría», amenazó Witzel. Ante el anuncio del gobernador, surgió una convocatoria espontánea en las redes sociales para el «mariguanazo» del próximo domingo en la playa de Leme, en la zona sur carioca.

La consigna de los responsables de la manifestación era «Mariguanazo en la playa para que Witztel detenga a todos», pero uno de los organizadores de la protesta, Omar Monteiro Junior, dijo que ante la reacción de las autoridades el «mariguanazo» fue dejado sin efecto. (ANSA).

https://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/08/bolsonaro-contra-la-marihuana-medicinal.jpghttps://ahorainfo.com.ar/wp-content/uploads/2019/08/bolsonaro-contra-la-marihuana-medicinal-200x150.jpgahorainfo.com.arInternacionalesbRASILEPA/MARCELO SAYAO El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se manifestó contra el cultivo de marihuana para uso medicinal, a pesar de que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) respalda la iniciativa y ya autorizó la importación de medicamentos a base de cannabis. Bolsonaro respaldó al ministro de la...Desde Necochea al mundo