Sharing is caring!

El gobierno brasileño autorizó el uso de 31 agro-tóxicos, entre ellos algunos que contienen glifosato, de comprobado efecto cancerígeno, con lo cual ya llegó a 169 la cifra de habilitaciones en 2019, a pesar de las críticas de grupos ambientalistas.

Seguir leyendo…