viernes, junio 21, 2024

Internacionales

BRASIL: Lula se ampara en el abrazo popular

Sharing is caring!

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien está obligado a entregarse a la policía por una condena judicial, apareció hoy acompañado de dirigentes sindicales y también por su leal correligionaria Dilma Rousseff, frente a una multitud que le brindó su apoyo durante la misa de recordación de su mujer fallecida.

Hoy se cumple un año de la muerte de la leal compañera del líder, Marisa Letícia, por lo que se realiza una ceremonia religiosa pública en un escenario callejero improvisado.Visiblemente emocionado, en medio de la ceremonia, Lula recibió enfático respaldo de miles de asistentes, que hicieron vigilia toda la noche frente a la sede del sindicato metalúrgico en San Pablo, donde se atrincheró el líder.

Este sábado el fundador del Partido de los Trabajadores saludó cálidamente a la multitud, con gesto gentil y sereno, mientras recibía vítores y también cartas de apoyo. Versiones de prensa indican que el líder se entregar tras finalizar la misa a la policía.

«La lucha continúa» escribió en Twitter en la noche del viernes Lula luego de no acatar la orden del juez Sergio Moro, que determinó que se presente en la Superintendencia de la Policía Federal de Curitiba para comenzar purgar una pena de doce años y un mes por corrupción.

La prensa publicó que Lula podría entregarse hoy a la policía que ayer decidió no arrestarlo en el gremio debido al numeroso público que formó una suerte cordón en torno del predio. «Lula acuerda con la Policía Federal y se entrega este sábado», escribió en su portada el portal del diario Folha de San Pablo.

El comisario Igor Romario de Paula, de la Policía Federal en Curitiba, dijo que ante los «ánimos exaltados», se optó por buscar una forma de arresto que evite tensiones. El público se desconcentró anoche luego de un acto realizado en el gremio durante el cual hubo discursos encendidos en defensa de Lula y críticas al magistrado Moro, responsable de la causa Lava Jato. (ANSA).