domingo, junio 16, 2024

Internacionales

VENEZUELA: Un laberinto de agitación y tensión

Sharing is caring!

No logra aquietarse Venezuela, que contabilizó hoy dos nuevas muertes (suman 78 desde que empezaron las protestas), mientras las autoridades buscaban afanosamente al piloto que disparó y lanzó granadas desde un helicóptero y la fiscal general denunció «terrorismo de estado».

Tareck El Aissami, vicepresidente de Venezuela, informó hoy que fue localizado en el estado Vargas, vecino a Caracas, el helicóptero con el que se atacó dos edificios públicos el último martes.

El agente de la policía científica, Oscar Perez, secuestró la aeronave y sobrevoló las sedes del Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior y Justicia en Caracas disparando y lanzado granadas.

El piloto estaba fugado y era buscado por las autoridades- «A todo el pueblo de estado Vargas, le pedimos máximo apoyo para dar con el paradero de este terrorista fanático, extremista, que en el día de ayer cometió estos hechos lamentables que repudiamos», dijo El Aissami.

Indicó que Pérez está «complotado con agencias de inteligencia internacional para socavar el estado democrático venezolano» «La aeronave esta siendo inspeccionada por grupos de comando la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las próximas horas estará siendo piloteada por nuestros dignos oficiales para hacerle las experticias de rigor», expresó.

Las autoridades venezolanas emitieron una orden de captura internacional «roja» -de máximo nivel- contra Pérez.

«Ya hemos librado orden de captura contra este individuo y su difusión roja internacional a través de Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal)», dijo Néstor Reverol, ministro de Interior y Justicia Destacó que la Fuerza Armada Nacional y los cuerpos de seguridad están desplegados con el fin de capturar «al delincuente».

El ministro sostuvo que se ha comprobado «la relación directa del autor material de esta acto terrorista con agencias de inteligencia de los Estados Unidos».

En tanto, Luisa Ortega Díaz, Fiscal General, denunció que en su país hay «terrorismo de Estado», impuesto por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y afirmó que se perdió el derecho a manifestar y que el pueblo está «enfrentando actos de barbarie» ante la desesperación de algunos para que «haya un golpe de Estado».

«Aquí parece que todo el país es terrorista (…) y si no gana por votos lo van hacer por las armas (…) Estamos frente acciones de barbarie, promueven la violencia, el odio, incitan a la insurrección armada», expresó la procuradora. Y agregó que «están como desesperados (en tácita referencia al oficialismo, ndr) para que haya un alzamiento militar, desesperados para que haya un golpe de estado». «Yo llamo al país a mantenerse apegado a la constitución y a la ley», enfatizó.

La fiscal dijo que el gobierno de Nicolás Maduro, a través del alto tribunal, pretende hacer con el Ministerio Público lo mismo que hizo con la Asamblea Nacional de mayoría opositora.

«Es decir continuamos en presencia de la ruptura del orden constitucional, se sigue violando la Constitución y desmantelando el Estado», afirmó.

Ortega también fijó posición ante el decreto del TSJ que declaró «nulo, improcedente e inadmisible» el recurso interpuesto por Ortega para la suspensión de las bases comiciales de la Asamblea Nacional Constituyente comunal que convocó Maduro.

«Quiénes son ilegítimos son los magistrados del TSJ, esos no toleran una auditoría, en consecuencia no tiene fuerza de ley sus decisiones, no están apegadas a la Constitución bolivariana de Venezuela, principal legado que nos dejo Hugo Chávez y yo les dije que no iba a permitir que derogaran la constitución», enfatizó.

Dos jóvenes venezolanos se sumaron a la lista víctimas fatales de las protestas, que suman ya 78, en 89 días de protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

José Brito, diputado por esta entidad ante la Asamblea Nacional confirmó la muerte del joven identificado como Isael Macadan, de 18 años de edad, tras ser baleado el martes en Anzoátegui y agonizar dos días.

También se supo de otro joven de 25 años, que falleció tras ser baleado en la cabeza durante una manifestación en la barriada popular Petare, al este de Caracas, el lunes pasado. El Ministerio Publico lo confirmó e identificó como Jhonatan José Zavatti Serrano.