PRESUPUESTO NECOCHEA 2014: Subejecución de partidas y desvíos de fondos hacia gastos corrientes

Sharing is caring!

Por Lic. en Economía Maximiliano Cantoni

La situación económica financiera anual al 31/12/2014 publicada por la Municipalidad de Necochea nos brinda más  herramientas para comprender la situación económica que aqueja al municipio.

La información es escueta y no posibilita realizar igual análisis que el realizado con el proyecto de presupuesto 2015 (ver aquí).

Nuevamente adrede se trata de desorientar al lector, se utiliza otro método igual de eficaz, el famoso mezclar peras con manzanas, poner todo junto para no decir nada. Es el otro extremo de lo realizado con el proyecto del presupuesto 2015.

La desagregación por partida es mínima, casi inexistente, no se identifica el gasto por secretaría y menos se pueden cruzar estas dos variables (ver cuánto consume cada secretaría de cada partida). Se presentan algunos programas desagregados pero el 46% de lo consumido termina todo dentro de la misma bolsa, ¿se puede decir que la información es accesible, clara y oportuna si en “otros” figura casi el 50% de lo gastado sin ninguna especificación?

A pesar de esa triquiñuela, alguna información raspando se puede obtener.

Si tomamos el crédito vigente a fin del año 2014 vemos que tenemos un presupuesto subejecutado, no porque se ahorró sino porque no se llegó a recaudar lo que se había proyectado, el crédito disponible era $513.950.258,21 y lo comprometido fue $479.151.589,98, el presupuesto se subejecutó en un 7%. Pero como es de suponer la ejecución no fue pareja en todas las partidas.

Partida Presupuestaria         Participación en el gasto 2014

Gastos en personal                          58,72%

Bienes de consumo                           5,29%

Servicios no personales                  18,18%

Bienes de uso                                   1,34%

Transferencias                                  1,02%

Servicios de la deuda y

disminución de otros pasivos         11,65%

Gastos figurativos                             3,80%

Total                                             100,00%

 Tres partidas se sobreejecutaron, casualmente las más importantes: Personal, Servicios no personales y Servicios de la deuda y disminución de pasivos. Gastos en personal[1] se sobreejecutó en más de $30 millones (se estipuló $250 millones y se gastó $280 millones), es decir se consumió un 12% más de los programado. En Servicios de la deuda[2] también se realizó un cálculo erróneo, se consumió casi $40 millones más de lo presupuestado (fueron programado casi $17 millones y lo real fue casi $56 millones), es decir se consumió 232% más del crédito estipulado. Acá claramente vemos por qué, en los últimos años, el presupuesto del Municipio de Necochea es un dibujo, ¿cómo se le puede errar por tanto? También le erraron al vizcachazo, no por mucho, en la partida servicios no personales[3] se sobreejecutó $3 millones de más (fueron programados $84 millones y se consumió $87 millones). Dato elocuente es que de esos $87 millones $52,5 millones se destinaron a la recolección de residuos, solo este servicio es el 60% de todos los servicios que adquiere la municipalidad.

El resto de las partidas fueron subejecutadas, eso es lo que alarma y preocupa. En el trabajo anterior veíamos que era ínfima la participación de bienes de uso[4] programadas para el 2015 (3%), que muy difícilmente con ese presupuesto se llegaría a compensar el desgaste de las maquinarias, equipos y construcciones a realizar. Si dejamos el papel del 2015 y pasamos a lo real del 2014, el panorama es peor, se consumió solo el 7% del crédito disponible de esta partida, de casi 95 millones se consumió 6,5 millones de pesos. Lo que representa que solo un 1,34% de todo lo gastado por el municipio se destinó a compra de bienes de uso para aumentar el patrimonio de maquinarias, equipos y obras municipales. En términos reales (descontando el desgaste de los bienes por el uso) claramente se apreciaría que durante el 2014 se volvió a descapitalizar la Municipalidad de Necochea.

La misma sorpresa causa ver la subejecución de las transferencias a vecinos/as en situación de vulnerabilidad social, la partida más reducida no se llega ni a gastar en su totalidad, solo se consumió un 53%, de los $9,2 millones se utilizó $4,9 millones. Muy preocupante.

Otros de los perjudicados son los entes descentralizados, el de turismo y el vial rural, solo el 56% del crédito vigente se consumió. De los $32,3 millones disponibles se consumió solo $18,2 millones.

Con estos números se aprecia que las aspiradoras del gasto en personal, recolección de residuos y la deuda se apropian de recursos que deberían destinarse a otros gastos. Más de $8 de cada $10 que ingresan en la municipalidad se destina a estos tres fines, poquito para el resto de las funciones municipales. Se acentúa aún más los desequilibrios analizados en el informe anterior.

Si se analiza los programas que figuran desagregados obtenemos otros datos alarmantes.

Salud.

El Hospital Municipal Emilio Ferreyra de Necochea consumió $2 de cada $10 pesos que gastó la municipalidad en el año 2014, muy por detrás se encuentra el Hospital Municipal José Irurzún de Quequén con 40 centavos de cada $10 y muy similar son los gastos en todas las salitas de atención primarias a la salud. Aquí se puede observar una estimación de cuánto consume el sistema de salud en el partido de Necochea[5], el 28% de lo que gasta la municipalidad se destina a sostener el servicio de salud pública (este porcentaje está subvaluado por la aclaración realizada en la nota al pie). Más de $1 de cada $4 de lo que tiene el municipio se destinó a salud.

No se dispone de desagregación por partidas, suponiendo que la estructura presentada en el proyecto de presupuesto 2015 es válida, cerca del 80% del gasto se destina a pago de personal.

Salud, según los datos disponibles, si tomamos como cierto que los datos del crédito vigente al 31/12/14 fueron los reales y no se modificó durante el ejercicio, sufrió una sobreejecución presupuestaria pronunciada: se gastaron $23,9 millones de más, se consumió un 21,6% más de lo asignado.

Obras pública.  Poco y nada se hizo en el 2014

Como dictaba el sentido común o el cálculo que puede hacer cualquier vecino/a, en el 2014 se hizo poco y nada de obras públicas. Lo que no quiere decir que no se haya hecho nada dentro de la Secretaría de Obras Públicas, se pagó en tiempo y forma a la empresa concesionaria del servicio público de recolección de residuos. Se posee información de todos los programas de la secretaría salvo la conducción Ejecutiva. Así se aprecia que todos los programas fueron subejecutados salvo la recolección de residuos.

En pavimento, Bacheo y Cordón Cuneta se gastó el 12,9% del presupuesto disponible, en Alumbrado Público menos de la mitad de lo disponible, en obras sanitarias el 40%, no se gastó nada del programa de Embellecimiento Microcentro, Fondo Provincial Solidario – Soja ($0 de $2,3 millones disponibles) y en el Fondo Solidario Provincial Ley 13976 (Soja) $40 mil de $5 millones disponibles.

Un párrafo aparte merece lo gastado en construcción de viviendas y mejora habitacional e infraestructura, ante un problema tan sensible y actual en la ciudad de Necochea y Quequén, donde hace no más de dos años se tomaron tres barrios federales por  la ausencia del estado y su poca predisposición a continuar con las obras. Durante el ejercicio en cuestión se contaba con un presupuesto de casi $30 millones, de los cuales solo se consumió el 2%. Sin palabras. Si a eso le sumamos el plan Más Cerca, Más Municipio, Mejor País (un plan de obras de acción inmediata, que prioriza el uso de mano de obra intensiva para desarrollar un fuerte impacto en la economía local, que se puede utilizar para mejorar la calidad de vida de los/as vecinos/as de la ciudad) que contaba con un presupuesto de $21,5 millones y que se gastó apenas el 5% de ese monto. Claramente no se está más cerca y no se tiene más municipio.

Ahora analicemos lo gastado en la recolección de residuos. El crédito vigente al 31/12/2014 era superior a los $44 millones, pero se consumió un 20% más de ese presupuesto, llegando a la módica suma de $52,6 millones. Lo que no se gasta en algunos programas se gasta en otros. Prioridades. Se pagó mensualmente durante ese año $4,4 millones de pesos a la empresa privada.

Se complica mucho estimar la participación de las obras públicas en el total del gasto municipal por la forma de presentación de la información, se poseen los datos sucios dado que no podemos diferenciar pago de personal de los demás gastos, pero a pesar de esta limitación y sin desagregar entre las distintas partidas, se puede calcular  que solo el 3,22% de lo consumido en el periodo fue para obra (para el presupuesto del 2015 se estima que sería un 6,26%). Este valor es solo un 29% de lo destinado a la recolección de residuos.

Sumando todos los programas de la secretaría con los que se cuenta información, vemos que hubo una subejecución importante, no se llego a consumir ni el 50% del presupuesto que tenía asignado al 31/12/2014.

Secretaría de Gobierno

Se cuenta como en la gran mayoría de las secretarias a analizar, con ejecución de todos los programas salvo la conducción ejecutiva. Con los datos que se poseen podemos decir que estamos ante otra secretaría que subejecutó su presupuesto, no llego a gastar más del 60% de lo asignado. Gastó menos de su presupuesto fundamentalmente por no utilizar los recursos presupuestados en la playa de camiones (teniendo presupuesto para destinarlo a la mejora del servicio se optó por privatizarlo), de los $12,7 millones se gastó $3,6 millones.

Su programa record en sobrejecución fue el de seguridad pública, gastó 3 veces el presupuesto asignado siendo detrás de playas de camiones el principal destino de gastos.

Las Delegaciones Municipales se mantuvieron a la cola con gastos muy similares entre ellas, consumiendo menos de la mitad del presupuesto gastado en seguridad.

Intendencia

Se cuenta con la información desagregada de todos los programas, salvo con la ausencia (no menor) de lo consumido por la Conducción Ejecutiva y los Entes descentralizados de Turismo y Vial Rural. Los programas analizados del área subejecutaron su presupuesto, solo consumieron ¾ del presupuesto disponible.

Salvo dos excepciones, juventud que consumió $50 mil pesos más y cultura que se excedió un 7% de sus magros presupuesto, todos fueron subejecutados, Educación (el más importante de los que se tienen datos) supero ligeramente los ¾ de su presupuesto, Deportes, el 63%, Innovación y producción consumió apenas la mitad de lo asignado y Juzgados municipales no llegó a la mitad. Una nota de color es la presencia del programa Presupuesto participativo, del $1,4 millones asignados solo consumió $300, la participación brilla por su ausencia ¿Qué se gasto por $300, los panfletos invitando a la participación? Ridículo.

No se posee la información de los entes descentralizados de manera desagregada (cada uno individualizado) pero podemos inferir mediante la partida gastos figurativos, donde solo se registran en el presupuesto municipal las transferencias de presupuesto hacia los entes, que existió una subejecución de su presupuesto. Sólo se consumió el 56% de los $32,3 millones disponible.

A pesar de no haberse gastado todo el presupuesto en el 2014, para el 2015 se insiste en aumentarle el presupuesto a estos programas, Juzgados municipales aumentaría casi 18 veces la disponibilidad en relación al año anterior, Innovación lo duplicaría y tendrán un 20% más de lo gastado deportes, educación y juventud.

Desarrollo social. Subejecutando migajas

En el informe anterior remarcábamos lo marginal y vaciada que se encontraba la Secretaría de Desarrollo Social, lamentablemente no es un fenómeno que iba a acontecer a partir del año 2015, en el 2014 tenía igual nivel de importancia. Analizando la categoría Programas Sociales, se aprecia que se subejecutó lo escaso que tenía el área, quedando más minimizada aún. Solo se consumió el 78% de lo disponible.

Una comparación simpática (una manera de decir) realizada en el anterior trabajo fue la comparación con el presupuesto del Honorable Concejo Deliberante. Viendo el gasto real en sueldos y estructura para mantener 19 concejales se puede concluir en que nos encontramos frente a una tremenda desproporción. Lo que consumió el HCD fue más del doble de lo que se destinó a programas sociales para los/as miles de vecinas/os con mayores vulnerabilidades.

Agujero negro del presupuesto. Conducciones Ejecutivas y gastos discrecionales

Como se detalló todas las Secretarías (salvo la de Salud) subejecutaron de sobremanera la sumatoria de los programas con los que se cuenta información desagregada. Pero como vimos al inicio, el presupuesto no tuvo semejante subejecución (solo el 7%). Nos están faltando algunos componentes. Si recordamos, dentro de cada secretaría remarcamos que faltaban los gastos asignados a la “Conducción Ejecutiva”, que no es más que un eufemismo para no decir “gastos sin asignar a ningún fin y plena discrecionalidad de cada funcionario”, acá está el grueso del consumo municipal. Si le sumamos el apartado que figura como “Partidas no Asignables a Programas” (donde no se utilizan ya las sutilezas) tenemos que la discrecionalidad consume el 46% del presupuesto, donde lejos de subejecutarse se sobreejecuta en un 16%. Esto logra compensar la flaca ejecución del resto de los programas.

Prioridades y no tanto

Sigamos exprimiendo los datos, calculemos la diferencia entre lo programado y lo realmente ejecutado, ordenémosla  y armemos la lista de las mayores sobreejecuciones y de las mayores subejecuciones. Con la misma se trata de identificar las prioridades que existieron en la gestión del poder ejecutivo.

Ocho programas tienen el 97% de las sobreejecuciones y se pueden agrupar en discrecionales (2), Salud (3), Obras Públicas (1), Honorable Concejo Deliberante (1) y Gobierno (1). En orden de mayor diferencia entre lo consumido y presupuestado encontramos a Partidas no Asignables a Programas ($21,6 millones de diferencia), Hospital Ferreyra ($17,8 millones), Actividades Centrales ($8,7 millones), Recolección de Residuos ($8,5 millones), Atención Primaria de la Salud ($3,3 millones), Hospital Irurzún ($2,8 millones), Actividad Central del HCD ($1,9 millones) y Seguridad Publica ($1,3 millones). Esto nos refuerzan las ideas que se venían apreciando desde el inicio de este trabajo: salud, recolección de residuos, actividades centrales y más policía en las calles fueron las prioridades de esta gestión en el 2014.

Casi el 90% de las subejecuciones se encuentran concentradas en 10 programas. Pasma (o no tanto) ver que 8 de ellos son de la Secretaría de Obras Públicas, 1 de Gobierno y otro de Intendencia. En orden de importancia son: Plan Federal Plurianual Construcción de Vivienda (-$23,3 millones), Plan Mas Cerca, Mas Municipio, Mejor País (-$20,4 millones), Playa de Camiones (-$9,1 millones), Alumbrado Público (-$9 millones), Pavimento, Bacheo y Cordón Cuneta (-$7,4 millones), Obras Sanitarias (-5,9 millones), Fondo Solidario Provincial Ley 13976 (Soja) (-$5 millones), Plan Federal Plurianual Construcción de Vivienda (-$4,6 millones), Educación (-$4,6 millones), Fondo Provincial Solidario – Soja (-$2,3 millones). Claramente se ve expuesto que la obra pública fue dejada de lado, la playa de camiones vaciada para luego privatizarla y la educación no fue prioridad de la gestión en el 2014.

Cinco dibujos para entender el proyecto de presupuesto 2015

A pesar de no estar vigente el presupuesto 2015, el mismo denota la voluntad del poder ejecutivo, su intencionalidad política. Recordemos que el mismo no se aprobó no por falta de voluntad del oficialismo, todo lo contrario él lo elaboró, lo presentó y lo defendió. La oposición fue la que no permitió que el mismo no este en curso. En el presente apartado se comparará lo consumido en el 2014 con la intención que tuvo (y debería seguir teniendo si es coherente con el proyecto presentado a pesar de no haber sido aprobado) el ejecutivo municipal para el 2015.

1° dibujo. Calcular a la baja los gastos de deuda para inflar el resto de las partidas.

Hagamos una comparación de lo consumido durante el 2014 y lo que se piensa consumir durante el 2015. Lógicamente debería seguir un patrón relativamente estable con variaciones positivas por la inflación. La comparación nos determina que el presupuesto aumentaría un 7% en relación a lo ejecutado. Se puede estimar que, si cumple con el presupuesto presentado, durante el 2015 el aumento salarial sería del 12,6%. El resto de las partidas aumentarían considerablemente su presupuesto de acuerdo a lo gastado el año anterior, bienes de uso un 20,55%, servicios no personales un 11,99%, Bienes de uso un 173,51% (cosa increíble dado la subejecución del año anterior), transferencias 55,59%, gastos figurativos un 63,78%. Pero… ¿de dónde saldría el dinero si la comparación con lo gastado del año anterior solo aumenta un 7%? Claramente se está en presencia de un dibujo, se vuelve a subcalcular el pago de servicios de la deuda, se le destina 76,31% menos que lo realmente gastado en el ejercicio anterior

O se pagó toda la deuda en el 2014 o se está planeando otra sobreejecución. Durante el 2014 en concepto Servicios de la deuda se consumió casi 56 millones, cuando se había presupuestado $17 millones, no aprendiendo de este error en el año 2015 se calculó un presupuesto de $13 millones, menos aun que en el 2014.

2° dibujo. Caridad de la empresa de recolección de residuos.

Vemos las dotes artísticas de los funcionarios que armaron el presupuesto. Tras arduas negociaciones habría un acto de caridad de la empresa concesionaria de la recolección de residuos y cobrará menos que el año pasado, si se recuerda en el proyecto por este servicio se tiene pensado gastar 39 millones… no se qué me hace suponer que no va a alcanzar, igual no soy funcionario municipal ni tengo sus herramientas para analizarlo. Se prevé una disminución del gasto considerable en la recolección de residuos para el 2015, se gastarían $39 millones, un 33% menos de lo gastado el año pasado, cuando se gasto $52,6 millones.

3° dibujo. Vaticinio de sobrejecución en Salud.

El Hospital Municipal Emilio Ferreyra de Necochea, el Hospital José Irurzún de Quequén y las salitas de atención primaria de la salud sólo aumentarían un 4,63% su presupuesto en relación a lo consumido en el 2014. Podemos plantear dos alternativas que pueden pasar en el presente año (las cuales no son excluyentes): 1- Dado el nivel de inflación existente, las compras serán menores en el presente año comparado con el ejercicio anterior, un claro desfinanciamiento del servicio de salud pública o 2- Estamos en presencia del 3er dibujo, se sobrejecutará el presupuesto de salud perjudicando la disponibilidad de fondos para otras tareas municipales. Situación que pasó en el 2014, se gastaron 23,9 millones de pesos de más, una sobrejecución del 21,6%.

4° Dibujo. Secretaría de Gobierno, presupuesto a contramano de lo consumido en el 2014.

En esta secretaría que no llegó a consumir el presupuesto del 2014, las intenciones del ejecutivo para el 2015 serían casi triplicar lo gastado hace poco. Las delegaciones municipales estarían de para bienes. La de Quequén sería la más beneficiada, aumentando su presupuesto 22 veces; Fernández, La Dulce y Claraz como mínimo triplicarían los fondos disponibles para gastar; Santamarina se conformaría con medio presupuesto más. Habrá abundancia en las delegaciones o estamos en presencia de otro dibujo.

Segudirad Pública tendría menos presupuesto que lo gastado el año pasado (un cuarto menos), ¿se habrán dado cuenta que el problema de la seguridad se puede solucionar con otras herramienta o se viene una sobrejecución programada?

5° dibujo. Lo lindo de decir que tenemos un municipio participativo.

Como apreciamos en el apartado dedicado a la Intendencia, el presupuesto participativo fue ninguneado gastándose solo el 0,02% de lo asignado. En el proyecto para el 2015 como en papel queda “progre” decir que tenemos presupuesto participativo, se vuelve a insistir con un ítem que no fue tenido en cuenta el año anterior, lo casi cómico es que no obstante de no gastar nada, se aumenta el monto a disponer para este ejercicio, de $1,4 millones se pasaría a disponer de $2,1 millones, casi un 50% más.

[1] son los sueldos, horas extras y demás cargas sociales que tiene que afrontar el municipio por el personal bajo relación de dependencia (personal de planta permanente, transitoria y jerárquica).

[2] Partida donde se ve reflejado los pagos de deuda de ejercicios anteriores.

[3] gastos que incurre el municipio para pagar servicios prestados por terceros, por ejemplo: alquileres de maquinaria, reparaciones, servicios básicos (luz, teléfono, etc.), limpieza, publicidad, etc.

[4] son los bienes que adquiere y mantienen parte de valor a pesar de su uso, no se consumen en el acto, por ejemplo: maquinarias, equipos, construcciones, activos intangibles, etc.

[5] No se puede saber a ciencia cierta cuál es el consumo final en Salud dado que no se posee información de los gastos efectuados desde la conducción ejecutiva por la artimaña de la forma en que se presenta la información oficial.

Entrada siguiente

ELECCIONES 2015: El EMPAR un ataque al Parque Miguel Lillo

Vie Sep 18 , 2015
Continúan los problemas en Cambiemos y el Partido Fe donde el candidato a intendente Pablo Aued y el candidato a primer concejal Arturo Rojas defienden a capa y espada el EMPAR y la candidata en cuarto lugar, Marcela Fernández Palma está totalmente en contra y pide la aplicación del DIGAP.