Sharing is caring!

El empresario periodístico está imputado por los homicidios de dos obreros gráficos que trabajaban en La Nueva Provincia y por haber realizado aportes esenciales, que consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas.

Los fiscales Nebbia y Palazzani manifestaron su preocupación por una denuncia contra el juez Coleffi, único que ha avanzado en la investigación de la complicidad civil.

El empresario periodístico de Bahía Blanca dueño del diario La Nueva Provincia (hoy La Nueva), Vicente Massot, amplió hoy su declaración indagatoria ante el juez Álvaro Coleffi en el marco de la imputación por los crímenes de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, ocurridos durante la última dictadura cívico-militar. José Nebbia y Miguel Palazzani, a cargo de la Unidad Fiscal de Derechos Humanos de la ciudad bonaerense lo acusan de ser coautor de los homicidios de los trabajadores del diario, quienes desarrollaban una intensa actividad sindical al momento de ser asesinados.

También, lo consideran responsable de haber efectuado “aportes esenciales”, que “consistieron en el ocultamiento deliberado de la verdad” en los secuestros, torturas y homicidios de 35 personas a través de tareas de acción psicológica desde las páginas del diario, al servicio de las Fuerzas Armadas antes, durante y después de la última dictadura cívico-militar.

Massot ya había prestado declaración indagatoria el 24 de abril pasado, en la que no respondió a las preguntas de la Fiscalía y negó todos los cargos.

Durante su declaración, el empresario periodístico volvió a negarse a responder las preguntas formuladas por los representantes del Ministerio Público y a sostener que no tuvo participación alguna en los hechos por los que se lo acusa. Concretamente, manifestó que desde marzo de 1976 no se encontraba en Bahía Blanca y que la responsabilidad en la toma de decisiones era de su madre, Diana Julio de Massot, y de su hermano Federico Massot, ambos fallecidos.

Cuando se le preguntó por el informe de la Oficina de Investigaciones Económicas y Financieras (OFINEC) de la Procuración General de la Nación sobre la documentación encontrada en el allanamiento realizado en abril en la sede administrativa del matutino,

La Nueva Provincia del que se desprende que Massot sí se trabajaba en el diario, volvió a sostener que no estaba en Bahía Blanca.

Sin embargo, debió responder también a las preguntas vinculadas a las declaraciones de familiares y compañeros de Heinrich y Loyola. La esposa de Miguel Angel Loyola había sostenido la participación del empresario en el asesinato de su marido. Massot respondió que esa acusación es “una infamia”.

Denuncia y preocupación

Nebbia y Palazzani manifestaron su preocupación por una denuncia penal efectuada por el juez Santiago Martínez a su par Álvaro Coleffi, único que ha avanzado en Bahía Blanca en las causas donde se investiga la complicidad civil durante el terrorismo de Estado.

Los representantes del MPF explicaron a Fiscales que momentos antes de la declaración indagatoria de Massot, la radio LU2 –controlada por La Nueva Provincia-  dio a conocer la presentación judicial. Al respecto, manifestaron su preocupación por la posible obstaculización de los procesos en los que interviene Coleffi y destacaron el trabajo del magistrado en las pesquisas sobre la complicidad civil con los militares.