viernes, mayo 24, 2024

Generales, Locales

NECOCHEA: La Mesa Local Pesquera expuso en el Consejo Federal Pesquero

Sharing is caring!

La comitiva solicitó personalmente  el acceso a la zona denominada El Rincón,  durante los seis meses de veda. El Consejo Federal no tomó aún una determinación porque a la reunión faltó el representante de la Provincia de Buenos Aires.

La comitiva de la Mesa Local Pesquera que expuso ante el Consejo Federal Pesquero (CFP) los argumentos para acceder a la zona de captura denominada “El Rincón” durante los meses de veda,  participó de la reunión de ayer del CFP que preside el subsecretario de Pesca de la Nación, Néstor Bustamante.

Durante la última reunión efectuada el viernes pasado, la Mesa Local Pesquera había decidido concurrir al CFP a fin de comunicar   la firme determinación de acompañar las gestiones en marcha, apoyadas en un claro informe del INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), para que la flota pesquera de las denominadas lanchas amarillas (13 embarcaciones) puedan acceder durante la veda a la denominada zona del Rincón, bajo las condiciones que el INIDEP considere oportunas.

Durante la reunión de ayer en Buenos Aires, también se detallaron los otros puntos del acta firmada por la Mesa Local Pesquera.

Ente ellos se destacan:

– Considerar a la actividad pesquera local como sustento y base de una importante acción para la recuperación progresiva de un sector que tradicionalmente venía aportando cuantiosas fuentes laborales de personal embarcado y dando la posibilidad de producir la industrialización en tierra del recurso. Una resolución favorable a lo peticionado contribuiría a recuperar una economía local con fuerte participación de recursos propios capacitados y hoy ociosos, con el consiguiente agregado de valor.

– Considerando la situación  terminal de la actividad pesquera local, la pronta resolución de ese Consejo Federal es imprescindible para alimentar las esperanzas de recuperación del sector, en situación que el 31 de marzo se abre la veda para todo tipo de embarcaciones, quedando la flota local en inferioridad de condiciones con respecto a la presencia de buques de mayor porte y capacidad de captura del recurso existente.